El sur es sinónimo de alegría, luz, sol y color. Andalucía ofrece muchas sensaciones y experiencias distintas, pero, detengámonos hoy en Huelva y su provincia. Es tan completa, que en un radio de pocos kilómetros podemos cambiar de paisajes y de ambiente. Te daremos los motivos para que sea tu próximo destino en tu siguiente escapada.

A tan variada y atractiva oferta monumental, artística, de ocio, cultural, religiosa, enológica y de naturaleza, no podría faltar una extensa oferta en alojamientos. El turismo de golf, sol y playa, salud, turismo rural, se aúnan en esta región.

El atlántico baña sus 120 kilómetros de costa de arena fina y el río Guadiana hace frontera natural con Portugal. El país vecino está muy cerca, por lo que te recomendamos una visita.

Lepe, Cartaya, Almonte, Isla cristina, Punta Umbría, el Portil, Ayamonte, son las poblaciones que albergan playas tan famosas como Mazagón, Matalascañas, Isla Antilla, Isla Canela. Playas sensacionales de por sí, y en las que como un valor añadido, destacan por su gran oferta hotelera, la calidad de sus establecimientos y su ubicación. Encontramos muchos complejos, resorts yhoteles de lujo en Huelva, en primera línea de playa, en puertos deportivos, con toda clase de servicios como spa, actividades deportivas, actividades náuticas, campos de golf, paseos a caballo por la playa, animación, etc. para que elijas tranquilidad y relax o bien animación y planes que hacer.

Así que, si buscas descansar, con buen clima, y eres de los viajeros que lo quieres todo: comer bien, visitar lugares de interés, conocer pueblos marineros, la costa de la Luz es tu mejor opción y te decimos cómo conseguirlo.

Relacionado  Puente del Pilar | Ofertas, ideas y alternativas para el 12 de Octubre

Personajes históricos dejaron su huella como Cristóbal Colón o Juan Ramón Jiménez. Se pueden visitar la réplica de las tres carabelas que partieron a América, en el Muelle del mismo nombre, en Palos de la Frontera. Y al pasear por Moguer, nos embriagan los mismos aromas que al premio Nobel.

La naturaleza regaló el Parque Nacional de Doñana , Las Grutas de la Maravilla en la Sierra de Aracena y el Paraje Natural las Marismas del Odiel, un estuario donde se unen las aguas dulces de la desembocadura de dos ríos y las aguas saladas, configurando un paisaje donde las aves son las protagonistas.

Doñana es un ecosistema singular de gran riqueza ecológica. Aquí vive el lince ibérico, y además cuenta con una importante colonia de aves, ya que es zona de paso en sus rutas migratorias hacia África. Te recomendamos visitarlo en cualquier época del año, aunque es en primavera cuando las marismas están más espléndidas.

Hay caballos que pastan libremente todo el año en los parajes aledaños al Rocio, y en el Parque Dunar, se realizan excursiones en camellos por las exóticas dunas de Matalascañas. Una experiencia diferente y divertida si se viaja con niños.

Las galerías de las Grutas, con tres niveles de altura, ofrecen escenarios espectaculares, y abundantes formaciones geológicas, incluidos sus lagos subterráneos.

Antiguos moradores nos dejaron La Cuenca Minera de Riotinto, el Castillo de Niebla y las Salinas en Isla Cristina, que sitúan a esta última población como destino de salud, con piscinas con alta concentración de sal y minerales donde podemos tomar un relajante baño. Son las únicas salinas marinas del país que mantienen actualmente la producción artesanal.

Relacionado  Mazagón: Playas y naturaleza con mucho encanto

Huelva fue cuna del futbol, de los boyscouts y del golf. En 1916 los primeros ingleses que se instalaron con sus casas victorianas en las Minas de Riotinto introdujeron sus costumbres y sus deportes por primera vez en la península.

Por su singularidad, desde el cine hasta La NASA se han interesado por estas localizaciones, así que te aconsejamos no perderte ni Las Grutas de las Maravillas ni el Parque Minero de Riotinto.

Por una vía ferroviaria del siglo XIX, a bordo de un tren a vapor, se recorren paisajes propios del planeta Marte, el particular color rojizo de la tierra, y las características únicas del mundo de la composición (alta densidad en metales como el cobre y el hierro) de las aguas del rio Tinto y los microrganismos que habitan en sus teñidas aguas, sin oxígeno, son objeto de estudio.

El mar brinda la gamba blanca y la sierra el jamón. La rica gastronomía a base de pescados y mariscos en la costa, y de carnes de cerdo ibérico en el interior, no te dejará indiferente. Es tierra de vino y de sabor, y Jabugo su máxima expresión.

Huelva es arte y compás, con sus famosos fandangos, palo del flamenco con 32 estilos locales: Andévalo, Calañas, Alosno, y es tierra de tesoros artísticos y monumentales en Iglesias y conventos.

Pero si no puedes decantarte por sólo un plan… ¡Tenemos una buena noticia! Si te alojas por ejemplo en el hotel Iberostar Isla Canela, por su situación estratégica, puedes tener más de uno, porque tienes a menos de 25 km de distancia las primeras poblaciones portuguesas, y las Salinas de Isla Cristina, y a una hora escasa en coche, Palos de la Frontera, el Rocio, Las Marismas del Odiel  y Doñana ¿Que necesitas para decidirte?