vaporetto-venecia

Aunque la mejor forma de moverse en Venecia es a pie, cuando las distancias son muy largas el vaporetto es el sistema de transporte más barato que podemos encontrar en la ciudad. Este autobús acuático cuenta con 19 líneas que nos trasladarán tanto a diferentes puntos de Venecia a través del Gran Canal como a islas cercanas como Burano, Lido, Murano, Torcello, etc.

Cuando se llega en tren a Venecia y solo tenemos un día de visita, es aconsejable tomar el vaporetto desde la misma estación de tren hasta la Plaza de San Marcos.

El vaporetto dispone de dos grandes líneas, la línea 1 y la 2, por lo que no es nada complicado utilizarlo. La línea 1 es quizá algo lenta, debido a que hace paradas en cada estación a lo largo del trayecto. Sin embargo, la línea 2 es un barco rápido que solo hace algunas paradas.

Para esta segunda línea hay una ruta interesante que podemos seguir. Embarcaremos en San Zaccaría, frente al Hotel Danieli, en dirección a Giudecca. Debemos asegurarnos de que nos encontramos en el pontón derecho, ya que la línea 2 también sigue el Lido de Venecia. La primera parada es la isla y la iglesia de San Giorgio Maggiore. Desde allí tendremos las mejores vistas de Venecia. Después seguiremos las diversas paradas que existen en el Canal de la Giudecca. A la derecha tendremos el puerto con impresionantes barcos de cruceros y llegaremos a la Piazzale Roma, la estación y el Gran Canal. El viaje dura alrededor de cincuenta minutos, desde San Zaccaría hasta el Rialto y seguro que merecerá la pena.

Relacionado  Escapadas en Carnavales: Ofertas de viajes baratos y reservas anticipadas

Si pensamos viajar mucho durante nuestra estancia en Venecia y los billetes individuales nos resultan algo caros, existen otras opciones para no desembolsar mucho dinero. Una de ellas es adquirir un billete de turista para un tiempo determinado. Por ejemplo, el Dayticket cubre paseos ilimitados en vaporetto durante el período elegido. En la mayoría de los hoteles y puntos de información turística encontraremos con facilidad folletos informativos donde se detallan las líneas y conexiones de este autobús acuático. Si pensamos realizar algunos trayectos es preferible hacerlo durante la mañana o a primera hora de la tarde, ya que a final del día los vaporettos tienden a llenarse con mucha rapidez. Los aficionados a la fotografía deberán intentar viajar en los asientos traseros que son los que permiten sacar las mejores fotos. Para los turistas menores de 30 años existe la tarjeta Rolling Venice. Es una tarjeta de transporte con la que podremos desplazarnos durante tres días por solo 20 euros. Se pueden adquirir en las taquillas ACTV, ubicadas frente a la Piazzale Roma. En general, todos los tipos de billetes pueden comprarse también en tiendas de prensa, estancos, algunos cafés, etc. Hay que acordarse siempre de sellar el billete en la máquina amarilla antes subir al vaporetto, ya que éstos no se venden a bordo de los barcos.

Los traghettos son muy utilizados por los lugareños para cruzar el Gran Canal y suelen ser asequibles. Sin embargo, los taxis acuáticos son caros, por lo que son ideales para utilizar solo en momentos puntuales, en los que tengamos prisa por llegar a algún sitio o no exista otra opción para trasladarnos.

Relacionado  Escapada romántica a Venecia: monumentos más interesantes y alojamientos baratos

Las góndolas suelen ser bastante caras. Para hacernos una idea, cobran alrededor de 29 euros por persona para 35 minutos de tour. Siempre es posible negociar con los gondoleros un precio mejor.