Ciutadella_in_Menorca

La villa de Ciutadella de Menorca, en la paradisíaca isla balear de Menorca, es un gran destino para preparar nuestras próximas vacaciones de verano, bien en familia, con amigos o con nuestra pareja, ya que esta ciudad nos ofrece una cultura, gastronomía y playas de ensueño.

El alojamiento en Ciutadella, al igual que en el resto de ciudades de Menorca, es muy amplio y variado, ya que la isla recibe cada años a cientos de miles de turistas provenientes de todo el mundo. Ciutadella de Menorca posee una gran infraestructura hotelera, hoteles de todas las categorías, pero también hay varios hostales juveniles, campings en las zonas cercanas a las playas y alquiler de apartamentos privados, alojamientos para todos los gustos y bolsillos.

Para nuestra escapada por la isla, la Ciutadella de Menorca posee un gran patrimonio histórico y artístico, una ciudad medieval pero donde también encontraremos bellos ejemplos del arte árabe e importantes yacimientos arqueológicos, destacando la presencia de numerosos monumentos megalíticos como taulas, navetas y talayots. Caminar por el centro de Ciutadella se convierte en una experiencia inolvidable, sus calles nos transportarán al pasado y sus edificios nos revelarán la variedad cultural del lugar. Entre los monumentos más emblemáticos que nos encontraremos durante nuestros paseos destacan la Plaza de Es Born, los palacios de Salort y Vivó, y la Catedral de Ciutadella de Menorca, que data del siglo XIV y de estilo gótico. Otros rincones que no nos podemos perder son el Convento de Santa Clara, el Palacio de Olives, de estilo neoclásico, el Castell de Sant Nicolau, y el majestuoso Palacio del Conde de Saura. Pero además de su patrimonio artístico, en Ciutadella podremos disfrutar de productos y platos exquisitos, siendo los más típicos el queso e Mahón, el tumbet, la sepia al horno y de postre, la conocida ensaimada. Y bañada por el Mar Mediterráneo, en la costa de Ciutadella podremos también  acceder a una variada y atractiva lista de calas y playas de todo tipo. Entre los arenales más famosos se encuentran Playa Sa Caleta, de fina arena dorada, aguas tranquilas y limpias, y rodeada de frondosos pinares, la Playa del Bot, virgen y considerada por muchos la mejor de la isla, y la Playa de Son Xoriguer, ideal para ir con niños. Otras playas destacadas son la Cala de Santandría, la Cala de Piques, Playa Macarelleta, y la Cala de En Bosch.