Refugio_Monte_Aloia

El Parque Natural Monte Aloia está situado en la provincia de Pontevedra, en Galicia. Concretamente, se inserta en la población de Tui, que hace frontera con el país vecino, Portugal. Por sus características geográficas y orográficas, se presenta como un gran lugar para una escapada de fin de semana rural, para disfrutar del aire limpio y las múltiples oportunidades que nos ofrece este incomparable paraje del noroeste español.

El monte Aloia está enclavado en la Serra do Galiñeiro y presenta un relieve accidentado, con cotas que se encuentran entre los 80 y los 629 metros del Alto de San Xiao, desde donde se domina un amplio tramo del Miño hasta su desembocadura, además de cobijar ricos e importantes restos arqueológicos. Esta extraordinaria atalaya, catalogada también como Zona de Especial Protección de los Valores Naturales, sirvió de refugio y defensa frente a las diversas invasiones que sufrieron estas tierras a lo largo de la historia, principalmente durante la Edad Media, por lo que también es un lugar perfecto para los amantes del turismo cultural e histórico. Algunos de los rincones que no nos podemos perder durante nuestra visita son los restos de una muralla en lo alto del monte y los restos de un poblado romano muy bien conservados. La riqueza biológica del lugar tampoco tiene desperdicio. Entre la vegetación, abundan árboles de gran interés, sobre todo caducifolios. Además, todos estos árboles crean el hábitat perfecto para una enorme variedad de animales, sobre todo mamíferos como zorros y conejos, y aves, como las perdices.

El acceso a la zona es muy sencillo, desde la autovía Porriño-Portugal (A-66), desde la carretera Tui-Gondomar PO-340 y por la carretera local Gondomar-Prado-Tui podremos llegar. En cuanto al alojamiento, Tui cuenta con hostales, albergues y hoteles para todos los gustos y bolsillos. Pero el parque cuenta además con una zona de acampada, una de las formas más baratas de dormir durante nuestra salida turística de fin de semana.