Un destino muy interesante para una escapada de fin de semana a la playa es la Costa de la Luz, situada en Cádiz, entre Ayamonte y el vértice peninsular donde se asienta Tarifa, o dicho de otro modo, desde la frontera con Portugal y la  desembocadura del río Guadiana, hasta el mismo estrecho de Gibraltar. A lo largo del litoral de Cádiz vamos encontrando dede playas urbanas y zonas de baños muy turísticas y con mucho ambiente veraniego, hasta playas y calas desérticas para desnectar de todo y disfrutar de los tuyos sin nadie a tu alrededor.
verano en cádiz playas y calas de la Costa de la Luz

La Costa de la Luz oferta impresionantes playas, calas, acantilados y arrecifes; que limitan con los preciosos bosques de pinos típicos de la costa de Cádiz, y que nos ofrecen playas y calas con una excelente arena fina, unas aguas limpias y en muchos casos cristalinas, una naturaleza que nos envuelve en el sensacional y agradable ambiente que sólo un lugar como la Costa de la Luz puede arroparnos. La Costa de la Luz nos ofrece además de arena y sol, desembocaduras de ríos que se abren en caños y aroyos justo antes de llegar al Atlántico, produciendo zonas de baños con aguas mixtas entre salada y dulce, marismas, salinas, estuarios y otros magníficos fenómenos perfectos para disfrutarlos en una escapada a las playas de la Costa de la Luz. El nombre “Costa de la Luz” proviene de la fuerza y el vigor que la luz baña las playas, calles y la naturaleza de la costa de Cádiz, y que hace brillar el encalado de las casas, el dorado ocre de las dunas de arena que se forman a lo largo del litoral, y el mar con un precioso reflejo plateado, otorgando un ambiente y una alegría colorida a las playas, calas, pueblos, urbanizaciones y naturaleza de la Costa de la Luz.

Relacionado  Ampurias | Viajes a Gerona y alojamientos en L´escala

En una escapada por la Costa de la Luz, encontramos todo tipo de alojamientos (hoteles, apartamentos, urbanizaciones residenciales, campings, apartahoteles, etc.) que se mezclan en armonía con el entorno dando la sensación de un paisaje muy poco transformado, pero que ofrece todo lo que podamos necesitar para una escapada de fin de semana a la playa.