El Festival Medieval de Alburquerque, celebrado en la ciudad perteneciente a la provincia extremeña de Badajoz, es uno de los festivales de mayor reconocimiento de Extremadura. Tanto es así, que posee el premio europeo “Mundo Teatre”, el sello de calidad “Escena”, concedido por la Junta de Extremadura y se considera, además, Fiesta de Interés Turístico Regional desde hace más de cinco años.

Alburquerque es una de las ciudades pacenses más bellas e interesantes para visitar este verano, por su gran patrimonio monumental y por su famoso festival: el Festival Medieval de Alburquerque. La primera edición de este festival se llevó a cabo en el año 1994 y desde entonces ha ido ganando mayor reputación y adeptos. Se trata de una festividad en la que todos los vecinos de la localidad se disfrazan de personajes del Medievo, transportando a los visitantes a otra época. Alburquerque y sus estrechas calles medievales se llenan de color, aromas y sonidos durante estos días, ofreciendo un espectáculo digno de ser admirado. Algunos de los puntos más calientes de la localidad durante el festival son la Villa Adentro, barrio medieval también conocido por el nombre de Barrio de la Teta Negra, la Iglesia de Santa María del Mercado y el Castillo de la Luna, uno de los monumentos medievales mejor conservados de Extremadura. Durante el Festival Medieval de Alburquerque, que se realiza en el mes de agosto, te sorprenderán improvisados espectáculos callejeros de danza, juegos medievales a caballo, probarás deliciosos platos típicos de la zona, asistirás a conciertos… y mucho más.

También se lleva a cabo una ruta gastronómica por las calles de la localidad: la Ruta del Buen Yantar. En definitiva, un gran plan para este verano y una excusa perfecta para conocer por fin Alburquerque, una ciudad que nunca deja indiferente a nadie.