sofia-bulgaria

Muchos son los lugares que podemos visitar en esta hermosa y exótica ciudad, capital de Bulgaria. Os relacionamos algunos de los más emblemáticos.

Catedral de Alexander Nevsky
Esta catedral fue considerada monumento cultural a partir del año 1924. Se trata de una basílica con una cúpula de cruz bañada en oro y con una altura de 45 metros. Cuenta con doce campanas con un peso total de veintitrés toneladas. Su interior está decorado con mármol italiano.

La Iglesia de Santa Sofía
Esta es la segunda iglesia con arquitectura cristiana primitiva más antigua de Sofía. Es una basílica cruzada con tres altares. Cuentan que Santa Sofía con su poder milagroso ha protegido siempre el monumento de diversas invasiones.

La Iglesia Boyana
En las afueras de Sofía encontraremos uno de los monumentos mejor conservados de la ciudad. Se trata de la Iglesia Boyana. Este edificio religioso es famoso por sus impresionantes frescos que representan escenas medievales relacionadas con los logros de la cultura búlgara de esos tiempos. Un total de 240 imágenes ilustran las paredes de la iglesia.

Mezquita Banya Bashi
Esta mezquita, construida durante el Imperio Otomano, es una de las más antiguas de Europa. Una de sus principales características es que fue construida en aguas termales naturales.

La Sinagoga de Sofía
Esta sinagoga, situada en el centro de la ciudad, es una de las más grandes de Europa. Fue construida para atender las necesidades religiosas de los judíos sefarditas en Bulgaria. El interior está decorado con mármol de Carrara y tallas de madera. Contiene una cúpula octogonal y una araña central que pesa dos toneladas.

Relacionado  Destinos de Asturias: Parque Natural de las Ubiñas-La Mesa

Vitosha
Estas montañas se encuentran en las afueras de la capital. Son unos lugares ideales para caminar y disfrutar del paisaje. Cherni Vrah, con casi 2.300 metros, es el pico más alto de la montaña. Vitosha es el parque nacional más antiguo de los Balcanes.

El monumento al Libertador Zar
Se trata de un monumento ecuestre ubicado en el centro de la ciudad, tributo al emperador Alejandro II, quien durante la guerra ruso-turca liberó a Bulgaria de la dominación otomana. El monumento está construido en granito pulido de Vitosha, completado con una escultura del zar de Rusia.