valladolid

En pleno corazón de la geografía española se encuentra la ciudad de Valladolid, centro cultural y artístico que cada año atrae a más visitantes al ofrecer un catálogo con gran variedad de atracciones y actividades.

Perfecta para una escapada de fin de semana, Valladolid es una ciudad de fiestas, patrimonio, tradiciones y costumbres. Su calle más representativa es la Calle Francos, donde se encuentran el Palacio de los Zúñiga y el Palacio de los Mudarra. Algunos de los monumentos más importantes y que todo turista debe visitar son las plazas de Fuente Dorada, Ochavo y Corrillo, la Iglesia de Nuestra Señora de la Antigua y la Plaza Mayor, todo en el Casco Antiguo declarado en 1978 Conjunto Histórico. Otras visitas interesantes serían a la Casa de Cervantes, al Canal de Castilla, al Palacio de Santa Cruz y a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción. Otro de los puntos fuertes de la ciudad, además de su rico patrimonio artístico y cultural, es su gastronomía. El plato estrella es el asado de lechazo junto a la sopa castellana y el escabeche de perdiz. La zona del Casco Antiguo dispone de restaurantes y bares donde poder descansar, tapear y tomarse algo, siendo de los más populares El Yugo de Castilla y  el restaurante María de Molina.

En Valladolid se puede disfrutar de una amplia gama de alojamientos baratos, desde hoteles y casas reales a hostales juveniles, casas rurales, campings, pensiones y albergues realmente económicos. El hostal es la opción más barata por lo general, como es el caso de los hostales Astorga y Colón, céntricos y a muy buen precio, aunque frecuentemente podemos reservar hospedaje en Valladolid con ofertas puntuales más económicas aún.