LaPisquerra

Las Bardenas Reales, entre los valles del Ebro y del Alagón, es uno de los rincones naturales más bellos de Navarra. Son muchas las actividades que se pueden realizar en este paraje situado en plena sierra del Yugo, además de contemplar paisajes increíbles.

El parque es imprescindible para los amantes de la naturaleza, además de ser un destino ideal para una escapa de fin de semana y disfrutar con los nuestros. Es un lugar único, ya que su relieve es muy variado y podremos distinguir en él el Plano, la Bardera Blanca y la Bardera Negra. La riqueza biológica del lugar reside en su variedad. La vegetación es predominantemente mediterránea, con extensas praderas y bosques de pino. La fauna es muy rica también, siendo las especies más emblemáticas y especialmente protegidas el alimoche, el búho real y el gato montés. Durante nuestra estancia no nos podemos perder el Cabezo de Castildetierra, un imponente promotorio que sobresale del resto, y que se encuentra en la Bardera Blanca. Tuleda es la localidad más cercana al parque, donde convivieron, durante más de 400 años, musulmanes, judíos y mozárabes, originando así un gran mestizaje cultural que veremos reflejado en sus monumentales edificios y del que seremos testigo al pasear entre sus callejas retorcidas, pasadizos, murallas y atalayas.

El acceso al parque es muy sencillo, por la autopista A-68 hasta la salida de Alfaro y Castejón, o bien por la autovía a Pamplona tomando luego la A-15 con salida en Arguedas. En cuanto al aojamiento, una de las mejores opciones es hacer noche en Tuleda, por su amplia gama y variedad de alojamientos. La ciudad cuenta con hoteles y hostales muy asequibles, como el Hostal NH Express Delta o el Hotel Ñ Momentos de Navarra, entre muchos otros.