Denia es un auténtico paraíso veraniego. En esta ciudad alicantina, podemos disfrutar de las playas y calas que más nos apetezcan y también de alegres festividades, tradiciones, rincones, monumentos, gastronomía y vida nocturna excelentes. Destaca la variedad de playas y calas que nos ofrece el litoral de esta ciudad levantina, desde playas de arena fina a calas de roca, pasando por tranquilas y aisladas playas vírgenes y nudistas, a otras más concurridas donde, al caer el sol, se celebran grandes fiestas en sus paseos marítimos. En definitiva, un sinfín de posibilidades para hacer de nuestras vacaciones los mejores días del año.

En Denia disponemos de más de veinte kilómetros de playas, siendo las playas y calas de Les Marines algunas de las más destacadas y populares entre los turistas que gustan de darse largos baños. Esta playa, Les Marines, posee el distintivo de calidad de Bandera Azul, factor que aseguran un estado óptimo de sus aguas y arena. Otra playa famosa es Les Deveses, pero en este caso por la posibilidad de practicar una gran variedad de deportes acuáticos en ella, como el windsurf o la vela. Pero si lo que buscamos es intimidad y tranquilidad, lo mejor es pasar el día en cualquiera de las calas rocosas del privilegiado litoral de Denia, siendo las calas más recomendadas la de Les Rotes, y aquellas aisladas que se hallan en la Reserva del Cabo de San Antonio, perfecta para practicar nudismo. Pero también tendremos tiempo para conocer la ciudad y su gran entorno natural, siendo el Parque Natural de Montgó uno de los lugares más atractivos de la zona, por su gran valor paisajístico. Ya en la ciudad de Denia, en verano podremos asistir a distintas festividades que se celebran en los meses de julio y agosto, como es el caso de la fiesta de El Bous a la Mar, que se celebra en el mes de julio y que además está considerada como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Por último, no nos podemos volver sin haber probado alguno de los platos más exquisitos del lugar, muchos de ellos teniendo como base los frutos del mar, como es el caso del arroz realizado a la banda, cuyo ingrediente principal son las famosas gambas de Denia.

En cuanto al alojamiento, Denia posee una gran infraestructura hotelera desde hace décadas, al ser uno de los destinos veraniegos favoritos de miles de amantes del turismo de sol y playa, no solo procedentes de España, sino también y muchos extranjeros. También hay hostales juveniles y campings realmente económicos, así como apartamentos privados con alquileres muy asequibles y rentables, sobre todo si viajamos con un grupo numeroso.