Andalucía es una comunidad en la que tenemos muchos lugares para descubrir, vivir y sentir. Numerosos espacios naturales se reparten por sus vivas tierras, y en ellos podremos encontrar esos rincones y atractivos turísticos tan peculiares que la hacen especial con respecto a otros lugares de España.

Entre éstos se levantan tranquilas localidades como la de Chilluévar, en la provincia de Jaén, la cual se sitúa en la zona protegida más grande de España: El Parque Natural de Cazorla, Las Villas y Segura. La situación de Chilluévar la convierte en una localidad perfecta para visitar si pretendemos realizar en nuestras vacaciones un turismo rural – activo, con actividades al aire libre, como picnic, senderismo, escalada, ciclismo…

chilluevar.jpgA menos de 3 Km. del centro urbano de Chillluévar, en el mismo parque, hallaremos puntos de interés turístico y cultural tales como el Cañamares, magnífico río en el que podemos hacer una relajante asentada en su orilla. Muy cercano, también podremos visitar, dentro del llamado “Paraje de las monjas”, la encantadora Fuente del Pocico, donde apreciaremos el nacimiento de sus aguas entre pinares y encinas. Recorriendo sus bellas calles del más puro estilo andaluz, encontraremos atractivos de gran interés como la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz, el Escudo Antiguo de la Ermita de Chilluévar La Vieja, la Torre del Duende, el Puente Romano, la Fábrica Orejera y el antiguo Molino de Aceite, así como el Cortijo de los Cipreses donde se hallaba la antigua Chilluévar. La gastronomía del lugar es, como buen pueblo andaluz, deliciosa al igual que suculenta, por lo que merece la pena pararse a degustar algunos de sus platos tradicionales.

Para nuestro hospedaje contamos con bellas casas rurales y paradores tanto en Chilluévar como en los alrededores, donde podremos pasar una acogedora estancia, con toda la tranquilidad que transmite un pequeño pueblo como éste.