sevilla-semana-santa

Sevilla tiene encantos a raudales, sobre todo cuando llega la primavera y parece llenarse de color y de ambiente, cuando todo parece renovarse y acuden turistas y viajeros de todas las partes del mundo. Realmente es la mejor época para visitar esta ciudad andaluza aprovechando algún fin de semana o viviendo su Semana Santa o su Feria de Abril, dos de los más importantes referentes de tradición popular local. Porque el hecho de poder disfrutar por unos días de Sevilla ya es un chollo de vivencias.

Aunque sería imposible reunir aquí las muchas excelencias que encontraréis en una visita a Sevilla, unas reseñas orientativas os serán de bastante utilidad antes de emprender vuestro viaje. Con ellas, llevaréis ya un camino adelantado para que no os perdáis lo más importante.

Bares de vinos en Sevilla  
Estos locales son fundamentales para mantener la tradición del ambiente de las calles sevillanas. Son lugares donde se conoce la idiosincracia de la gente, además de disfrutar de buenos vinos y tapas excelentes y variadas, siempre a buenos precios. Como muestra, entre los locales recomendables están lo siguientes:
Bar Estrella (Estrella, 3)
Casa la Viuda (Albareda, 2)
Cervecería Giralda (Mateos Gago, 1)
Eslava (Eslava, 3)
Casablanca (Adolfo Rodríguez Jurado, 12)
Zelai (Albareda, 22)
Horacio (Antonia Díaz, 9)
Becerrita (Recaredo, 9)
Dos de Mayo (Plaza Gavidia, 6)
El Rinconcillo (Gerona, 40)
Yebra (Medalla Milagrosa, 3)

Web recomendables para gastronomía en Sevilla
restaurantesandalucia.blogspot.com
contenidosabcdesevilla.es/detapas
atapas.com
sevillaguia.com/sevillaguia/baresdetapas

¿Cuantos días necesitaremos para conocer Sevilla?
Eso es algo que es posible que nos preguntemos al preparar nuestra escapada, aunque la respuesta puede ser muy variada, ya que tendríamos que tener en cuenta el grado de conocimiento al que nos referimos. En principio, Sevilla es una ciudad que tiene mucho que ofrecer al visitante, lo que hace que conocerla bien nos ocupe un tiempo, aunque, en general, con una visita de entre tres y cinco días puede ser suficiente para llevarnos la mejor experiencia viajera en mucho tiempo y conocer lo más puntual de la ciudad. Sin embargo, para saborear su idiosincracia y sentir Sevilla de verdad, se recomienda al menos tres semanas. Claro que ese tiempo, también podemos dividirlo en varias escapadas que podemos organizar durante el año. Todo irá en función de como queramos plantearlo. Es lógico que no es igual conocer, por ejemplo, la Catedral o el Alcázar en un tour guiado de menos de una hora, que hacerlo a nuestro aire, deleitándonos en detalles y sin prisas.

Relacionado  Carmona

Hoteles y alojamientos varios
Una zona ideal para alojarse es la Alameda de Hércules. No es una zona turística demasiado saturada que está en el centro de la ciudad, a solo diez minutos de la Campana. La Alameda es una zona económica y tranquila, llena de bares para comer o cenar sentados en las terrazas. Otra zona recomendable es la del Arenal. Allí estaremos cerca del centro, del río y del encanto del barrio de Triana.

Lugares de visita obligada

La Catedral
La Catedral de Sevilla es la de mayor superficie de estilo gótico del mundo. Está considerada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco junto al Archivo de Indias y el Real Alcázar. Se comenzó a construir en el año 1401 sobre el solar de la antigua mezquita aljama de Sevilla, de la que solo quedó la Giralda y el Patio de los Naranjos.

La Giralda
La torre más emblemática de Sevilla. Es un antiguo alminar musulmán de época almohade con decoración exterior mudéjar. Tiene una estructura cuadrada, con una rampa interior, que por el gran tamaño de la torre permitía que pudieran subir hasta caballos.

El Alcázar
Muy aconsejable visitar por su amplio realengo y sus preciosos jardines.

La Torre del Oro
Esta torre se puede visitar y subir además hasta donde se colocaban los vigías musulmanes para contemplar los barcos que llegaban por el Guadalquivir. Junto a ella, podemos pasear en barco por el río dentro de Sevilla. También se nos ofrece la posibilidad de realizar mini-cruceros que nos llevarán hasta Sanlúcar de Barrameda.

Relacionado  Ofertas y chollos escapadas fin de semana. Segunda semana de marzo

El Ayuntamiento
El edificio, situado en la Plaza de San Francisco, tiene una hermosa fachada plateresca. Su interior es una joya del Barroco. Podemos visitarlo con cita previa.

Barrio de Santa Cruz
Un lugar ideal para pasear. Se podía estar hablando horas sobre este famoso barrio típico de la ciudad.

Parque María Luisa
Este inmenso parque es uno de los pulmones de la ciudad, además de pertenecer a los lugares emblemáticos de Sevilla. Cuenta con vegetación de muchas partes del mundo y zonas para tumbarnos en el cesped a descansar.

La Plaza de España
Es una maravilla, entre otras cosas por su arquitectura y su hermosa cerámica. Fue construida para la Exposición Iberoamericana del año 1929.

Museo de Bellas Artes
Esta es una de las pinacotecas más importantes de España.

Edificios regionalistas
Un bonito paseo es el de visitar los edificios de la arquitectura regionalista de Sevilla, obra de José Espiau y Muñoz. Entre los más significativos están el Hotel Alfonso XIII, el edificio Ciudad de Londres, el edificio de Pedro Roldán en la Plaza del Pan y el 20 de la calle Sierpes.

Triana
Un lugar ideal para pasear relajadamente y disfrutar de un vaso de vino acompañado de unas buenas tapas. Este es un lugar con mucho encanto y magia y de mucha tradición en Sevilla.

El monasterio de la Cartuja
Como su nombre indica, en este monasterio vivieron los cartujos durante siglos. En la actualidad alberga el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, con magníficas exposiciones temporales de arte. Este edificio fue hospital militar y famosa fábrica de cerámica.

Relacionado  La pequeña ciudad de Montreux, perla de la Riviera Suiza

Parque del Alamillo
Este parque es un lugar ideal para relajarse tras un largo paseo. Suelen organizarse quedadas y conciertos siempre con buen ambiente. Es un extenso lugar retirado del centro de la ciudad, lo que lo convierte en un sitio tranquilo para el descanso.