El verano es sinónimo de peligro si hablamos de incendios forestales. Desde julio a septiembre como mínimo, según las condiciones climátológicas, las precauciones para evitar incendios en el campo deben extremarse, ya que el riesgo para la naturaleza y el entorno es muy elevado y las consecuencias del fuego son, por lo general, catastróficas. Por ello, si haces ecoturismo en verano y alquilas una casa rural o vas de camping, ten en cuenta las prohibiciones y recomendaciones para evitar incendios que dicten las autoridades locales.

El incendio producido en La Jonquera, situada en la comarca de Alt Empordá y en Portbou, ambos lugares enclavados en el norte de Girona, ya se han cobrado varias vidas y asolado la zona, llevándose consigo bosques y casas, dejando tras de si un paisaje negro y una gran tristeza. Además, miles de personas han tenido que salir de sus casas y otras han visto cómo sus hogares arden con gran impotencia. Por ello, en cualquier época del año hay que tener cuidado siempre que se encienda una hoguera o barbacoa. Pero en verano es mucho más importante. Durante el periodo estival, se prohíbe hacer barbacoas y hogueras en todas partes, excepto en aquellos lugares habilitados expresamente por el ayuntamiento local. Por supuesto, se prohíbe tirar colillas, fósforos y todo tipo de material ardiendo, algo que además está muy penalizado. Tampoco se pueden arrojar residuos al monte que puedan prenderse con el sol. También hay que intentar aparcar en parkings habilitados, es preferible andar un poco y no arriesgarse. Hay que tener en cuenta que el viento y la sequía de la época estival potencian la expansión del fuego, por lo que no hay que menospreciar las precauciones, ya que un simple gesto de descuido puede provocar una catástrofe descomunal.

El campo, la naturaleza, es un bien de todos. Por eso debemos tomar conciencia de su importancia y ser cuidadosos cuando salgamos a disfrutar de un día de barbacoa, o simplemente a pasear.

Relacionado  Puente de Todos los Santos en Escapadas Fin de Semana

Más recomendaciones para una escapada