ibiza monumentos

Durante la primavera tenemos más ganas de realizar excursiones al aire libre. Las Islas Baleares en general aportan gran dinamismo al ofrecer encantos especiales con bellos parajes. Ibiza es una de las islas que más suele llenarse en verano. Y en primavera empiezan a aterrizar los primeros visitantes para recorrer sus calas y sus monumentos.

Podemos dar un paseo a la isla a través de sus edificios o monumentos más destacados. Entre estos resaltamos la catedral, un fantástico templo gótico que empezó a construirse en el S.XIII y finalizado en el XVIII; también las famosas murallas de ‘Dalt Vila’, que datan del siglo XVI y encierran el legado histórico más preciado de la isla, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Las casas señoriales son protagonistas de todas las islas baleares. En Ibiza, resalta la Casa Broner, que ahora es un museo. A su vez, el Ayuntamiento de Ibiza es parte de un antiguo convento dominico, que tiene fecha entre los siglos XVI y XVII. Otros elementos clave son la torres forticadas, a lo alto de las playas, que servían en otros siglos como edificios de defensa. Hoy son lugares históricos, como la Torre de ‘Es Savinar’, que se encuentra cerca a Cala d’Hort, a 200 metros sobre el nivel del mar.

Otros lugares representativos que podemos citar son el Puig de Missa, en Santa Eulària des Riu, una fortaleza con murallas y torre de defensa. Al igual que estos lugares de defensa histórica, los poblados y yacimientos son notables en las islas e Ibiza no iba a ser menos.

Recomendamos visitar el Poblado fenicio de sa Caleta que muestra de qué manera vivían los fenicios; la necrópolis Puig des Molins, que está considerado la mejor conservada de la cultura fenicio-púnica; Ses Feixes de Ibiza; el yacimiento arqueológico de Son Fornés; el Caserío de Balàfia, con varias casas de pasado árabe; o las Cueva de Can Marçà, con fósiles de animales que datan de muchos siglos atrás.