matarrana

La Comarca del Matarraña, en Aragón, es conocida por muchos como la Comarca de las Maravillas, una comarca con un gran legado cultural y natural en el que podremos realizar numerosas rutas para descubrir sus grandes pueblos, tradiciones y paisajes.

La Comarca del Matarraña es una de las propuestas de turismo rural más atractivas para hacer una escapada en familia, con los amigos o con nuestra pareja, una tierra privilegiada que nos brinda la oportunidad de sumergirnos en su rica herencia. En Aragón hay numerosos destinos perfectos para el turismo rural, pero uno de los mejores puede ser la Comarca del Matarraña. Sus pueblos no tienen desperdicio, sus cascos antiguos, tradiciones, gastronomía y artesanía típica hacen de ellos lugares acogedores y cálidos para el visitante. Además, destacan las posibilidades que ofrece de actividades y deportes de montaña, como el senderismo, el barranquismo o la escalada. Uno de los pueblos más turísticos de la comarca aragonesa es Ráfales, un lugar donde la historia está presente en cada una de sus calles. Algunos de los monumentos y lugares más representativos de la población son la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, la Casa Consistorial y la Plaza Mayor, un auténtico viaje en el tiempo hasta la Edad Media. En la ruta por la Comarca del Matarraña, hay que destacar también otras localidades como Valderrobres, de carácter señorial. Allí destacan su castillo y la Iglesia de Santa María la Mayor, ambos declarados Monumento Histórico Artístico. Por otro lado, el pueblo de La Fresnada, de empinadas calles plagadas de edificios renacentistas. Y la localidad de Calaceite, conocida también como el Pueblo de la Cultura. Por otro lado, nos encontramos con la riqueza natural del lugar, un territorio de gran variedad paisajística y con una fauna y flora de gran valor medioambiental.

Relacionado  Viajar a Barcelona | Hoteles de 3, 4 y 5 estrellas

El agua es uno de los grandes protagonistas de los paisajes de la zona y se presenta en forma de cascadas, saltos de agua, embalses y ríos. Destacan el Río Matarraña, el salto de agua de El Raig y el embalse de La Pena. Los amantes del barranquismo no pueden perderse el Barranco de la Val Rovira y el Río Tastavins. La comarca también es muy rica en yacimientos arqueológicos y en espeleología, siendo el yacimiento de la Botiquería y el de Escondines Baixes, declarado Monumento Histórico Artístico, dos de los más importantes. Una magnífica opción para una escapada rural a Aragón, que une deporte, aventuras, naturaleza e Historia. Para que vuelvas a casa como nuevo.