La Selva Negra: Experiencias inolvidables en Alemania

triberg-selva-negra

La Selva Negra es sin lugar a dudas el destino natural alemán más turístico del país, y no le faltan razones para serlo. Una de las mejores opciones para disfrutar de la naturaleza en plena Europa Continental, un lugar de ensueño donde viviremos experiencias inolvidables a diario.

La Selva Negra, en el Estado Federal de Baden-Wurtemberg, se presenta como un gran destino para disfrutar de una riqueza faunística y florística excepcional, de pequeños pueblo de montaña con mucho encanto también como un lugar ideal para la práctica de numerosas actividades al aire libre como son el senderismo o la bicicleta de montaña. Una de las rutas de senderismo más populares es la Ruta Alta, que une Baden-Baden con Freudenstadt, ruta en la que nos toparemos con algunos de los rincones más emblemáticos de la zona como son las Cascadas de Triberg, de gran belleza, o el Palacio Termal de Bad Wildbad. Otras rutas para elegir son Westweg, cuyo recorrido conecta Pforzehim con Basile, la ruta de Ostweg, que nos llevará hasta Schaffhausen, y la ruta conocida como el Camino de Santiago del Valle del Kinzig, que cuenta con un total de siete etapas. Algunos de los rincones más interesantes para visitar durante nuestras largas caminatas son el nacimiento del gran Río Danubio, en Donaueschingen, los lagos de Titisee, y la montaña de Feldberg, el pico más alto de la Selva Negra con casi dos mil metros de longitud. También merece la pena visitar algunos de los museos que se hallan en muchas ciudades de la zona, como el Museo Alemán de Relojes en Furtwagen, museo dedicado a los relojes de cuco, típicos de la Selva Negra, o el reloj más grande del mundo, y el Museo de las Casas Campesinas, en Gutach an der Schwarzwald. Entre las ciudades más atractivas para los visitantes se encuentran Freudenstadt, ciudad donde disfrutaremos al máximo de sus monumentos, gastronomía y de su plaza de mercado, el más grande de Alemania, y Friburgo de Brisgovia, cuyos monumentos más representativos son la Catedral, de estilo gótico, y sus castillos medievales.

Te puede interesar  Albacete: Fuensanta y el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios

La mejor forma para llegar al lugar es volar hasta Berlín, y coger posteriormente desde la capital alemana un tren hasta cualquiera de las ciudades de la Selva Negra. En cuanto al alojamiento, la casa rural, la posada, el camping y el hostal son los tipos más extendidos, aunque también hay hoteles en los pueblos y ciudades de la zona.

Haz tu comentario en relación con La Selva Negra: Experiencias inolvidables en Alemania y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con La Selva Negra: Experiencias inolvidables en Alemania o con Escapadas fin de semana. Ofertas en viajes baratos hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado La Selva Negra: Experiencias inolvidables en Alemania? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: