En la provincia castellana de Palencia, se halla el Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, uno de los espacios naturales más bellos de Castilla y León y un gran destino para una escapada rural económica de fin de semana.

A lo largo del parque natural transcurren los ríos Pisuerga y Carrión, posee una gran variedad de hábitats, factor que favorece la proliferación de especies animales y vegetales en el lugar. En la zona, de origen glaciar, podemos contemplar paisajes impresionantes que nos dejarán sin aliento, como es el caso del Valle del Río Carrión, repleto de lagunas, y el Valle del Pisuerga, donde crecen frondosos bosques de ribera. El patrimonio biológico del lugar es muy vasto y posee una enorme riqueza tanto florística como faunística. Las formaciones vegetales más importantes son el Enebral de Peñas Lampas y el Pinar de Velilla, uno de los bosques mejor conservados de la Cordillera palentina. En cuanto a las especies animales, destacan el urogallo y el oso pardo, en peligro de extinción y que encuentra en el Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre un gran hogar. Durante nuestra escapada al parque podemos visitar y alojarnos en las localidades y aldeas aledañas, como Cervera de Pisuerga, Lores, o Brañosera, villas perfectamente insertadas en el paisaje y que ofrecen a sus visitantes una gastronomía, tradiciones, y arquitectura excelentes, como si no hubieran sufrido cambio alguno a lo largo de los siglos. Por último, hay que señalar que el parque recibió la Q de Calidad, distintivo que asegura el grado óptimo de conservación de sus parajes.

Existen varias rutas para llegar al Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, siendo una de las más recomendables la ruta desde Palencia hasta Saldaña por la CL-615, tomando posteriormente  la P-225 que une Saldaña con Cervera de Pisuerga. En cuanto al alojamiento, las villas del parque ofrecen una amplia gama, desde campings hasta hoteles y casas rurales con mucho encanto, una de las mejores opciones si viajamos con un grupo numeroso.