Marsella luce sus blancas y antiguas fachadas a orillas del Mar Mediterráneo. Su belleza y su historia, se alzan sobre las aguas para el disfrute de los visitantes. Esta ciudad del sur de Francia constituye también una de las comunas portuarias más importantes de Europa.

marsella-visita.jpg

Las playas de Marsella son el inicio de la Costa Azul, destino privilegiado para una escapada debido sobre todo al suave clima que la caracteriza y al encanto de sus calas. Además, la ciudad cuenta con un legado cultural y arquitectónico inagotable, fruto de siglos de existencia, que le han llevado a ser nombrada Capital Europea de la Cultura 2013, título que comparte con la ciudad eslovaca Kosice.
El visitante podrá disfrutar de una escapada inolvidable entre imponentes monumentos, hermosas y vengativas historias, como la de Edmundo Dantés, una rica gastronomía mediterránea y un sol que anima a probar las acogedoras aguas y la cálida arena de sus playas. Toda una variedad de actividades posibles para abandonar el aburrimiento por unos días y relajarse.
Entre los monumentos que no pueden faltar en un recorrido por Marsella se encuentra la Iglesia de Notre Dame de la Garde, del s.XIX; las Torres de la Abadía de Saint Victor, la antigua torre de Sauveterre, el reloj de Accoules, el viejo Hospice de la Charité, el Hôtel de Ville y el barrio Panier. También existen varios museos de gran interés, como el Musée d’ Archeologie Méditerranénne o el Musée d’ histoire de Marseille, entre otros.

catedral-marsella-notre-dame.jpg

El Castillo de If, destaca en su aislado peñón, donde reclama la atención del viajero y muy cerca de él se encuentra el Archipiélago de Frioul, conjunto que merece un alto en el camino.
isla-conde-montecristo-castillo-de-if.jpg
Y por último, como ya hemos indicado, la gastronomía marsellesa ofrece delicias como la famosa bullabesa, los “pieds et paquets” o las “navettes”, un bizcocho con forma de barco y sabor a naranja.
Todos estos atractivos y muchos más te esperan en la ciudad de Marsella, donde el lujo de sus servicios y el extraordinario encanto de sus calles y parajes naturales se combinan para ofrecer comodidad y bienestar a todo aquel que la visite.