La Laguna de las Pitillas, conocida antiguamente como ‘balsa de Sabasan’, es uno de los monumentos naturales más destacados de Navarra, un paraíso para las aves donde podremos disfrutar de innumerables actividades al aire libre y de la paz que transmite.

La Laguna de Pitillas, declarada Reserva Natural y Refugio de Caza, se presenta como un gran destino para una escapada económica de fin de semana junto a nuestra familia, amigos o con nuestra pareja, para disfrutar de sus encantos y de una naturaleza viva. Son muchas las actividades de ocio y deporte que se pueden desarrollar en la reserva, desde montar a caballo, practicar el tiro con arco o  realizar piragüismo. La Laguna de Pitillas cuenta con un gran entramado de senderos señalizados donde poder elegir. Todas las rutas de senderismo comienzan en el Centro de Interpretación siguiendo a lo largo del dique que contiene el preciado agua que riega los cultivos de la zona. Algunos de los rincones más emblemáticos de la Reserva son el Arroyo del Pozo Pastor y la Sierra de Ujué. La Laguna de Pitillas es un destino imprescindible para todo amante de la Ornitología. En la laguna habitan aves tan bellas como la garza imperial, el avetoro, el martín pescador o el aguilucho lagunero, entre muchas otras espectaculares aves acuáticas. Además de disfrutar de la riqueza faunística y florística de la Laguna de Pitillas, a escasos kilómetros podemos realizar excursiones y visitas a monumentos y rincones muy interesantes. Algunos de estos rincones de gran importancia turística en la zona son el Monasterio de la Oliva, el conjunto arqueológico romano que posee Santacara y el solemne Castillo de Olite. Un gran destino rural para escaparse unos días de la bulliciosa ciudad, relajarse y desconectar de todo, un destino que no decepcionará a nadie y donde disfrutaremos al máximo de nuestra estancia.

Llegar a la Reserva Natural de La Laguna de Pitillas en automóvil es muy sencillo, desde Pamplona tomando la carretera N-121 que conduce a Olite. En esta última localidad encontraremos señalizaciones hasta la villa de Pitillas. En cuanto al alojamiento, en la zona hay varios hoteles y casas rurales.