Los ríos, lagunas, embalses y pantanos han constituido un elemento fundamental para el abastecimiento de agua de muchas poblaciones y cultivos, aunque también representan un impacto notable en algunos ecosistemas, positiva o negativamente.

De lo que no cabe duda es que cada vez más personas toman como opción para sus vacaciones o para una escapada de fin de semana la amplia gama de recursos que ofertan estos lugares, ya que se ha potenciado desde la década de los 70 sus posibilidades turísticas y su acondicionamiento, así como la inversión por parte del estado y de las empresas dedicadas a las actividades socioculturales, la hostelería y alojamiento, a los viajes y programas de ocio y tiempo libre, etc.; tendencia que sigue aumentando progresivamente en la actualidad.

lago-di-misurina.jpg embalse.jpg

¿Qué podemos encontrar en una escapada por ríos, lagos y embalses?

– Naturaleza:

Debido a la abundancia de agua de este tipo de zonas, solemos encontrar una flora y una fauna bastante desarrollada, con respecto al clima y condiciones físicas del entorno. Relieves y formas insólitas provocadas por la erosión del agua y el tiempo, bosques y vida naturaleza en pleno apogeo, grutas y cuevas, paisajes que escapan de la belleza cotidiana, y, en definitiva, un entorno propicio para el recreo y el relax, para el aventurero y el romántico, y para cualquiera que busque una buena escapada de fin de semana. También cabe destacar que en la mayoría de los casos, se ha respetado el paisaje, evitando los impactos visuales, acústicos y de cualquier otra naturaleza, conservando así la sensación de estár verdaderamente en interacción con el entorno del lugar.

iexterior.jpg

– Recursos:

Relacionado  Semana Grande de Santander: música, cultura y gastronomía

Para el hospedaje, los campings y albergues han proliferado exponencialmente, así como las casas rurales, hostales y hoteles, que ofertan todas las posibles exigencias del público.

Existe una amplia gama de empresas dedicadas a realizar actividades en estos lugares, tales como senderismo, descenso, escalada, remo, piragüismo, hípica, pesca, ciclismo, paintball, gymkhanas, vuelos en globo, ala delta, parapente, …; puenting, rafting, multiaventura, espeleología o espectáculos, entre otras opciones. Además, frecuentemente, encontramos playas naturales y artificiales, pozas, cascadas y chorros, saltos donde atiborrarnos de adrenalina, o pequeñas calas donde encontrar intimidad y relajación. Las empresas de turismo activo y de aventura suelen tener bastante presencia y utilizar estos recursos para ofrecer experiencias sensacionales y actividades muy interesantes, en la mayoría de los casos, basándose en un turismo sostenible muy respetuoso con el medio ambiente.
pantanobici.jpg pantanocaballo.jpg iaventura.jpg
Todo esto y mucho más, lo podemos encontrar en los ríos, embalses, lagunas y pantanos; salpicados por toda la geografía europea, americana, y de otros continentes. Entre ellos podemos destacar, en la Península Ibérica, el Embalse del Pitado, Chorro, Bermejales, Jándula, Peñarroya, Rudiera, Buendía, Caspe-Mequinenza, Arrazua-Ubarrundia, Urrunaga, Ebro, Ribeira, Alange, entre otros muchos.

A lo largo de la América Latina, encontramos una multitud de lugares que presentan estas características, como el Venustiano Carranza, el Villa Victoria o el Vicente Guerrero, en Méjico; los de La Habana, en Cuba; Gamarra, en Colombia; Maipo y el Valle de San Félix en Chile; y Aimogasta, o Centla; en Argentina; como ejemplos de la amplia gama de la que disponemos.

chile_2005.jpg