seguros-viajes-escapadas

Cuando durante un viaje al extranjero surge la necesidad de hacer frente a una emergencia médica, muchas personas lamentan no haber suscrito previamente un seguro que afrontara ese trance. En los viajes internacionales hay que tener en cuenta algo que muchos ignoran o dan de lado, y es la posibilidad de necesitar un médico o incluso de ser hospitalizado. En estos casos es conveniente saber que los gastos de hospitalización y los tratamientos médicos, que pueden llegar a ser muy elevados, serán siempre asumidos por el paciente. Por ello, lo más conveniente es tener en cuenta este dato y contratar un seguro médico que cubra cualquier enfermedad o accidente durante el viaje. En las cláusulas del contrato debe estar incluida además la evacuación en avión medicalizado y asegurarnos de que el país a visitar está dentro de la cobertura del seguro, incluidas las estancias breves y las escalas que haya que hacer durante el trayecto.

Si pensamos conducir en el extranjero, es conveniente ir cubierto por un seguro de accidente y de responsabilidad civil. Debemos consultar además las recomendaciones de viaje para el país de destino que hayamos elegido.

El seguro contratado debe cubrir todas las actividades que vayamos a realizar durante el viaje, sobre todo las que sean de alto riesgo. Generalmente cuando se trata de actividades relacionadas con el mundo del motor, consideradas en ese apartado, se hace necesario contratar una cobertura especial. En ella se incluye la conducción de motos de agua y nieve, rallyes, canopy, raids, espeleología, alpinismo, espeleo-buceo, etc. En todos estos casos se debe incluir en el seguro que pensamos realizar estos deportes en el extranjero y asegurarnos de que la póliza sea suficiente para hacer frente a cualquier problema que pueda surgir, como evacuación médica, rescate o traslado de restos mortales. Debemos saber además que ni la Seguridad Social, ni los seguros médicos españoles, ni la póliza que incorporan los billetes de avión cubren este tipo de incidentes. De todas formas, no hay que olvidar los beneficios  de la Tarjeta Sanitaria Europea, con la que tendremos acceso en las mismas condiciones que en España a los sistemas nacionales de salud de los paises de la Comunidad Europea y Suiza.

Relacionado  Costa del Sol: Leve descenso del turismo en Julio con respecto al año pasado (AEHCOS)

Pero, aparte de los problemas de salud que puedan surgir, también existen otros motivos por los que debemos contratar un seguro de viajes antes de salir al extranjero. Estos pueden ser los siguientes:

-Pérdidas de vuelos o durante las conexiones. Este último incidente no suelen cubrirlo las compañías aéreas, al igual que los retrasos y las cancelaciones. Caso de que necesitemos cancelar un viaje, el seguro se hará cargo de los gastos producidos, además del alojamiento.

-Responsabilidad civil.

-Extravío o daños en el equipaje, además de los retrasos que puedan producirse. El seguro de viajes protege tanto el equipaje como los objetos personales del asegurado, tales como pasaporte, billetera, cámaras de fotos y de vídeo, laptops, etc. Caso de que durante el viaje cualquiera de estos objetos sea robado, perdido o dañado, tendremos la posibilidad de reclamar a nuestro seguro, que nos reembolsará el costo de los aparatos. Incluso algunas pólizas llegan a cubrir el dinero en efectivo que necesitemos para salir airosos del problema.

-Cualquier emergencia de tipo familiar o laboral que exija regresar antes de los previsto.

-Muerte accidental o desmembramiento. Este es un tema que a nadie le gusta ni siquiera pensar que pueda ocurrir. Pero, hay que ser conscientes de que también entra dentro de las posibilidades de contratiempos en cualquier desplazamiento al extranjero. En esos casos, un seguro de viajes puede sernos de bastante utilidad.

En general, los incidentes que más preocupan a los viajeros cuando están fuera de su país de origen suelen ser los siguientes:
-Ataque terrorista.
-Los animales y las picaduras de insectos.
-Perder los billetes.
-Accidente de coche o de taxi.
-Cancelación de vuelos.
-Enfermedades o lesiones.
-Évola o la gripe aviar pandémica.
-Erupción de un volcán.
-Los tornados.
-La intoxicación alimentaria.
-Guerra o conflicto regional.
-Secuestro.
-Pierna o brazo rotos.
-Retraso en los vuelos.
-Retraso en los trenes.
-Mal tiempo, con lluvias e inundaciones.
-Los carteristas.

Relacionado  Fin de semana en Logroño - La Rioja

Tener un seguro de viajes nos dará la tranquilidad de saber que si algo sucede estaremos cubiertos.