equipaje-playa

Siempre que decidimos pasar unos días de playa debemos ser conscientes de que dedicar previamente un tiempo a los preparativos es fundamental. Ese rato que a veces deseamos esquivar hará después que nuestro deleite playero se vea enturbiado por una falta de previsión antes de salir. Por ello, dedicando un poco de tiempo solamente a los preparativos conseguiremos que nuestra experiencia sea al terminar el día la que esperábamos.

Os dejamos unos consejos básicos y fundamentales, pero no por ello faltos de importancia. Es mejor prevenir que lamentarnos más tarde de los olvidos.

La sombrilla
Este artilugio suele ser molesto por su tamaño pero indispensable en muchísimas ocasiones, sobre todo como una forma de evitar tener que permanecer todo el día expuesto al sol. El regalo de una buena sombra, sobre todo en los momentos de la siesta o durante el tiempo de la comida, siempre es muy de agradecer.

Comida y bebida
Aunque solo sea una comida rápida y poco pesada, es conveniente echar en una bolsa algún tipo de aperitivo, como patatas fritas, un poco de chocolate, algunos refrescos e incluso alguna que otra golosina para matar el tiempo.

La toalla de playa
Una toalla, proporcional en tamaño a la estatura de quien la va a usar, nos ayudará a aislarnos de la arena, sobre todo en las horas en las que el sol aprieta más. Siempre hay que procurar que las toallas sean bastante amplias para evitar estar estirándolas continuamente o apartando la arena. El tejido del que esté fabricada la toalla también es importante. Hay que procurar que sea transpirable y de algodón, ya que este tejido suele ser más delgado y ligero, además de secar muy rápido.

Relacionado  Museos de juguetes: curiosidades de hoy, sueños del pasado. Museos de España

Juegos para los niños
Un poco de entretenimiento nunca viene mal durante las horas de playa. Por ello, es conveniente añadir al equipaje algunos juegos infantiles que entretendrán a los más pequeños. Tampoco hay que olvidar el cubo y la pala clásicos que ha demostrado siempre ser un buen recurso de entretenimiento. Podemos añadir también algún juego de mesa no demasiado complicado ni que ocupe mucho espacio, como parchís, cartas, tres en raya, damas, etc. que nos divertirán sin duda.

A todo lo anterior habrá que añadir también lo referente a gustos personales que hará que nuestras horas de playa de este verano sean de lo más entretenida posible.