Para tus próximas escapadas y vacaciones de verano, Gandía es un lugar fascinante cuya cultura, gastronomía, gentes, tradiciones y vida nocturna configuran uno de los mejores destinos para disfrutar del verano en el Mediterráneo. Además, la Playa de Gandía es una de las más populares de la Comunidad Valenciana, una playa con mucho encanto.

Gandía y su playa, con más de siete kilómetros de longitud, se presenta como una de las mejores propuestas para unas minivacaciones económicas de fin de semana, disfrutar del sol, la playa, la cultura, y la rica gastronomía de este municipio. Además, destaca el entorno natural del lugar, de enormes dunas, y en el cual se desarrollan distintas rutas culturales, siendo una de las más populares la Ruta de los Monasterios, una gran oportunidad para conocer el legado histórico y artístico de esta gran ciudad. En la amplia playa de Gandía, además de disfrutar de sus cristalinas aguas y bien conservada arena dorada, podremos practicar numerosas actividades y deportes relacionados con el medio acuático, como la vela, el windsurf, el surf o el vóley playa, un lugar hecho para sentir con todos los sentidos y perfecto para una escapada con la familia, amigos, o con nuestra pareja. Algunos de los rincones que no nos podemos perder durante nuestra visita son el Castillo de Bavren, que ofrece una panorámica excelente hacia el Mar Mediterráneo, y en el entorno de la ciudad sus humedales, siendo la bicicleta un gran medio para conocerlos, y la desembocadura del Río Serpis, que nos ofrece un espectáculo natural sin precedentes. Además, Gandía posee una vida nocturna muy animada, siendo el centro y la zona cercana a la playa las mejores para bailar, tomar unas copas, o degustar una buena paella valenciana.

En cuanto al alojamiento, Gandía es desde hace años uno de los destinos favoritos de muchos amantes del turismo de sol y playa, y su oferta hotelera es muy extensa. Además de hoteles de todas las categorías con paquetes hechos a medida muy económicos, también podremos elegir entre dormir en un hostal, camping, albergue, o alquilar un apartamento privado, siendo esta última opción una de las más aconsejables si viajamos en un grupo numeroso de personas.