El municipio de Osuna es un gran destino cultural de la provincia de Sevilla. A unos 75 kilómetros de la ciudad de Sevilla, Osuna ofrece a sus visitantes un imponente legado monumental, una ciudad de gran belleza donde disfrutaremos al máximo en una escapada rural de fin de semana

Osuna posee monumentos de gran importancia histórica y artística, pero no encontraremos únicamente grandes iglesias, casas solariegas y plazas en Osuna, la población posee además una gran oferta cultural y un entorno natural ideal para excursiones. Además, merece la pena degustar algún plato de la gastronomía típica de Andalucía. Pasear por Osuna es retroceder varios siglos atrás en el tiempo, caminar por Osuna es sentir, sentir la cultura que ha trascendido siglos de Historia, para convertirse ahora en legado del señorío que dominaba la campiña . El símbolo indiscutible de la localidad sevillana es la Iglesia Colegial de Nuestra Señora de la Asunción, La Colegiata, obra del siglo XVI que junto al resto de importantes edificios de la ciudad se halla dentro del Conjunto Histórico-artístico de Osuna. Otros de los rincones y monumentos más representativos en Osuna son el Teatro Romano, la Necrópolis de la Cañada Real de Marchena, el Palacio del Cabildo Colegial, el Palacio de los Duques de Osuna y el Colegio-Universidad de la purísima Concepción. Osuna también posee museos muy interesantes, siendo tres los más atractivos para los visitantes: el Museo de Arte Sacro de La Colegiata, el Museo Arqueológico, centrado en los romanos e íberos, y el Museo del Convento de la Encarnación.

Por otro lado, nos encontramos con un entorno natural de gran riqueza en hábitats y paisajes, zonas de humedales, zonas de campiña y otras más montañosas. Algunos de los parajes más representativos de Osuna son los frondosos bosques-galería que se extienden por las fértiles orillas del Río Blanco, la Laguna de Calderón, un destino imprescindible para los amantes de la ornitología y hábitat de grandes bandadas de flamencos, y la Campiña, con una gran variedad de especies cinegéticas como la perdiz o la liebre. Otra de las señas de identidad de los paisajes de Osuna son los cortijos, siendo cientos los que se hallan diseminados por sus campos.