lisboa

Portugal es fascinante, engloba paisajes diferentes, islas, urbes, puertos, bosques… un país lleno de contrastes en el que Lisboa es la capital. Si todavía no has estado es esta divida ciudad, te nombramos 7 de sus encantos. ¡No te los pierdas!

Ascensor de Santa Justa. Es uno de los mejores miradores de la ciudad. Un ascensor con historia que une los barrios de Alta y de Baixa, y que no deja a nadie indiferente por su contrucción. Por la noche se ilumina y se mezcla entre los diferentes monumentos de la ciudad.

Plaza del Comercio. De grandes extensiones es una de las más importantes donde hann tenido lugar algunos de los acontecimientos más destacados de Lisboa. Está rodeada de edificios porticados y al final de la plaza encontramos el río Tajo desde donde salen excursiones.

Monasterio de los Jerónimos. En el barrio de Belém encontramos dos edificios Patrimonio de la Humanidad. Uno de ellos es el Monasterio de los Jerónimos de gran belleza y mezcla de estilos arquitectónicos.

Torre de Belém. El otro patrimonio es esta torre de peculiar estructura a la que podemos subir. No es demasiado alto y engloba también muchas vistas al río Tajo.

Parque de las Naciones. Un lugar de ocio es el parque de las Naciones donde tuvo lugar la Exposición Universal de Lisboa en 1998. Está lleno de pabellones que hoy son importantes edificios arquitectónicos. Es una zona moderna de diversión, tanto de día como de noche.

Alfama. Es un barrio de trabajadores con casas bajas con encanto. En este barrio hay varios locales donde tienen lugar espectáculos de fado, ideales para tomar una copa o cenar mientras escuchamos el canto más famoso de Portugal.

Relacionado  Oporto, destinos preferidos de Portugal

Los tranvías. Sobre todo en el centro y para ir de un barrio a otro, los tranvías son los transportes más fáciles. Históricos y antiguos, van realmente rápidos y trazan el camino de la antigua Lisboa. Son símbolo de la ciudad, de color amarillo y en madera.