granada-aparcamientos

Granada es una ciudad encantadora. En general, los precios suelen ser económicos y si salimos de bares, con sus tapas únicamente podremos comer por poco dinero. Los puntos turísticos más frecuentados e imprescindibles en Granada son La Alhambra, una paseo por el Albaicín, visitando sus principales miradores (San Nicolás, la Plaza Larga, Los Carvajales y San Miguel Bajo), y conocer el Sacromonte, a ser posible por las Veredillas. Otros monumentos dignos de ser visitados son la Catedral, la Cartuja y el monasterio de San Jerónimo. Si nos queda tiempo en nuestra escapada de fin de semana es muy recomendable acercarnos hasta la Alpujarra, que nos encantará sin duda, con pueblos como Bubión, Pampaneira, Capileira entre otros.

Sin embargo, si durante una escapada de fin de semana queremos aparcar con nuestro coche en Granada, la cosa se complica un poco.

Como sucede en la mayor parte de las ciudades, los aparcamientos crean un problema para los visitantes, máxime cuando en el caso de Granada hay calles que están restringidas al tráfico a ciertas horas, lo que puede hacer que nos metamos en un laberinto del que nos costará salir. De todas formas, unos pequeños consejos os servirán para resolver de forma airosa esta situación incómoda que suele darse cada día.

Si buscamos no estar demasiado pendientes de los aparcamientos, lo mejor que podemos hacer es dejar el coche en las afueras. Por ejemplo, un buen sitio sería hacerlo en la estación de autobuses y coger el número 3 o el 33 que nos llevará al centro de la ciudad. Un lugar también recomendable es el Camino de Ronda. Queda algo lejos del centro pero no demasiado. De todas formas, si queremos aparcar en el centro de Granada, es conveniente saber que desde el mediodía del sábado, todo el domingo y por la noche, aparcar en zona azul es gratis.

Relacionado  Granada con niños | Atracciones y bonos turísticos

En cuanto a los aparcamientos de pago, podemos encontrar los de Severo Ochoa y Arabial, que tienen descuentos interesantes para los que hagan la reserva antes del miércoles del fin de semana en que pensemos ir. Aparcar todo el fin de semana puede salirnos por alrededor de 19 euros. Desde estos aparcamientos hay un acceso fácil y rápido al centro de la ciudad.

Los microbuses urbanos son la mejor forma de ir a la Alhambra y al Albaicín. Las líneas que debemos coger son la 31-32-33 que salen desde la zona centro. Están próximos a la Plaza Isabel la Católica. Su número es bastante elevado, lo que hace que no se produzcan grandes esperas, y son baratos. Otra opción es hacer el recorrido andando, que si no tenemos prisa es más pintoresco y disfrutaremos de muchos detalles curiosos y de sus preciosos cármenes. El único problema es la enorme cuesta que tendremos que subir para llegar a la zona alta de la ciudad.