Carmona es una de esas ciudades que fascina a sus visitantes con el reflejo histórico que posee cada rincón del lugar. Paseando por sus calles podemos encontrar una gran cantidad de monumentos y lugares fascinantes que recuerdan hoy la importancia que ha tenido a lo largo del tiempo esta ciudad para las tierras de la provincia de Sevilla. En una ruta por los monumentos y lugares más destacables son imprescindibles de visitar el Alcázar del Rey Don Pedro, El Anfiteatro Romano, la Casa de las Descalzas, el Alcázar Puerta de Sevilla, el Ayuntamiento, la Casa – Palacio de Don Alfonso Bernal Escamilla, la Casa – Palacio de los Dominguez, la Casa – Palacio de los Aguilar, el Convento de la Concepción, el Convento de las Descalzas, la Casa – Palacio de los Lasso, la Iglesia de San Pedro, la Ermita de San Mateo, la Casa Palacio de Los Rueda, la Iglesia de San Bartolomé, el Convento de Madre de Dios, la Iglesia de San Blas, la Casa – Palacio Marqués de Las Torres, el Convento de Santa Clara, la Iglesia de San Felipe, la Ermita de Nuestra Señora de Gracia, la Fuente de los Leones y Alameda de Alfonso XIII, el Hospital de la Caridad, La Iglesia de Santa María, la Plaza de Abastos, la Puerta de Sevilla, el Teatro Cerezo, la Tumba de Servilia, la Tumba del Elefante, la Iglesia del Salvador, el Museo de la Ciudad y la Acropolis.

Como veis, Carmona es una ciudad excepcional que merece la pena visitar. Además, aquí encontraréis muchos otros atractivos turísticos de ocio y diversión. Reservad ya vuestro alojamiento en Carmona y preparad las maletas porque esta ciudad tiene mucho que mostraros.

Relacionado  Fin de semana en la Costa de Almería: Adra, playas y patrimonio

Relacionados