paphos

Paphos es una pequeña ciudad de menos de treinta mil habitantes, capital de la región occidental de Chipre, destino perfecto para huir del mundanal ruido en familia, en pareja o con amigos durante las próximas vacaciones de Semana Santa.

El clima en Paphos es confortable y cálido, llegando a alcanzar alrededor de 30 grados centígrados en verano y con una buena temperatura invernal, ideal para disfrutar del senderismo o del ciclismo de montaña.

La mejor industria de la ciudad es el turismo, de lo que viven la mayoría de sus habitantes en cualquiera de las dos secciones en que está dividida. Por un lado está la Kato Paphos (la costa) y por el otro, más para el interior, el Pano Paphos (la ciudad propiamente dicha).

Kato Paphos
En la región costera de la ciudad destaca la hermosa bahía de Coral, lugar de mar azul y arenas doradas, refugio perfecto para los turistas con pasión por los deportes acuáticos. Muy interesante visitar su castillo bizantino del siglo XIII, construido para proteger los puertos, y la Iglesia Theoskepasti, de gran atractivo turístico. El paseo marítimo acoge la zona del puerto y una buena cantidad de restaurantes y hoteles donde el trato con los visitantes es exquisito.

Pano Paphos
En la zona de la ciudad propiamente dicha encontramos diversos lugares para aprender sobre la cultura local. Tal sería el caso del Museo Arqueológico, que cuenta con una importante y extensa colección de antigüedades de Chipre. También es interesante conocer Las Tumbas de los Reyes, que contienen una serie de tumbas subterráneas del siglo IV a.d.C. que fueron excavadas en la roca. En la Pano Paphos encontraremos también el Templo de Afrodita de enorme atractivo para turistas de todo el mundo.

Relacionado  Miraflores de la Sierra: destino de brujas, leyendas y magia

De compras
En Paphos salir de compras es una delicia. En la megatienda Woolworths, en el Kato Paphos, se puede encontrar todo lo que el turista pueda necesitar. Son puntos calientes también los Supermercados Papantoniou Ellados en la avenida y Chlorakas, donde los compradores hallan artículos de calidad a precios bajos. Encontraremos muchas pequeñas tiendas a lo largo del carril que corre paralelo al paseo marítimo. En ellas abundan productos como joyas, abalorios y calzado de fabricación local. La plata y el cobre se pueden adquirir a muy buen precio, igual que el cuero y las prendas de vestir, que son baratos y de buena calidad.

Paphos siempre sabe dar la bienvenida a los visitantes. La amabilidad de su gente y su exotismo convertirán nuestras vacaciones de Semana Santa en inolvidables.