Humion-obarenes-burgos

En la provincia de Burgos se encuentra Montes Obarenses-San Zadornil, un paraje natural sin igual situado en el nexo de unión de los Pirineos y la Cordillera Cantábrica. Un gran destino para pasar unos días junto a amigos o familiares de escapada en el campo y descubrir juntos los rincones de esta casi desconocida parte de Bugos.

Además de su riqueza biológica, lo que más llama la atención de este parque es su singularidad geológica. Como lugares indispensables para una escapada a Montes Obarenses-San Zadornil, hay una gran variedad de formas geológicas como hoces, cañones y desfiladeros, siendo algunos de los imprescindibles el desfiladero del río Oca o las hoces de Sobrón. Otros parajes que nos encontraremos durante nuestros caminatas son la garganta de la Sierra Arcena y enormes bosques de haya y roble. Otro de los puntos fuertes del parque es su riqueza faunística, siendo algunas de las especies más representativas la nutría y el gato montés, además de aves protegidas como el búho real o el buitre. Y para los que además de disfrutar de los paisajes y de los rincones que nos ofrece el parque, también quieran conocer la cultura y la historia de la zona deben visitar la villa de Oña, donde se encuentra el monasterio de San Salvador, que data de la Edad Media, y el castillo de Frías.

La carreta radial N-I es la más usada para llegar hasta la zona, que une Madrid con Irún. En cuanto al alojamiento, lo que predomina especialmente en Montes Obarenes – San Zadornil son las casas rurales, muy económicas si visitamos el parque de escapada en familia o con un grupo de amigos, y por supuesto, alojamientos ideales para escapadas románticas en pareja.