merida

Mérida es un gran destino para viajar de vacaciones de Semana Santa, ya que además de asistir a numerosas manifestaciones y tradiciones de siglos de antigüedad, los pasos y procesiones adquieren un toque especial gracias a los enclaves en los que se desarrollan.

La Semana Santa de Mérida es una de las más antiguas de Extremadura, ya que algunas de sus cofradías datan del siglo XVI. Lo que más llama la atención de esta festividad en Mérida es la perfecta unión entre los pasos y los monumentos de la ciudad, participantes activos de las procesiones y que hacen que estas sean aún más espirituales. El mayor espectáculo que podremos contemplar durante nuestra visita será el desarrollo del Vía Crucis en un escenario incomparable, el Anfiteatro Romano, así como las distintas procesiones que se pasean sobre el Puente Romano, lleno de antorchas y que nos transportará a otra época. Otros puntos estratégicos para disfrutar al máximo de la Semana Santa emeritense son el Arco de Trajano y el Templo dedicado a la diosa romana de la caza, Diana, enclaves de gran interés histórico y de gran belleza. Pero también hay tiempo para el ocio, y en Mérida es fácil encontrar una plaza o terraza animada, donde podremos tapear y tomar una cerveza junto a nuestros amigos o familiares. En cuanto al alojamiento, Mérida cuenta con un amplio abanico, hoteles de todas las categorías, hostales, pensiones y camping. Algunos alojamiento baratos de la ciudad extremeña son los hostales Alfarero, Anas y Las Abadías; pero si quieres asegurarte precios económicos para Semana Santa debes hacer cuanto antes tus reservas y evitar sorpresas de última hora.