oviedo

La capital del Principado de Asturias, Oviedo, es considerada una de las ciudades más bellas del norte de España, donde la arquitectura, gastronomía, tradiciones y paisajes nos transportan directamente a la más pura Edad Media. Un destino muy atractivo para viajar en familia, con nuestra pareja o amigos, un lugar hecho para todos y para todo, una alternativa perfecta para una escapada en Asturias.

La arquitectura que podemos ver en un viaje a  Oviedo se remonta mil años atrás, siendo el prerrománico el estilo de los lugares de mayor interés de la ciudad. Destacan  el Palacio de Santa María del Naranco, en el monte que recibe el mismo nombre, el Templo de San Miguel de Lillo, y la Iglesia de San Julián de los Prados, una de las iglesias del arte altomedieval español más importantes. El casco histórico de Oviedo no tiene desperdicio, y es, casi en su totalidad, peatonal. Pasear por sus calles es un placer, puesto que nunca sabes que te encontrarás mientras caminas por ellas. Algunas de las calles más turísticas son Cimadevilla y González Abascal, y entre las plazas más emblemáticas nos encontraremos con la Plaza Trascorrales, la Plaza de la Catedral y la Plaza Porlier. Pero siempre hay tiempo para hacer un descanso y disfrutar de un buen vaso de sidra o de la gastronomía más deliciosa de zona, destacando el pescado y el mársico, bases de la gastronomía típica asturiana.

Actualmente viajar en avión hasta Oviedo no es muy caro, ya que hay compañías aéreas de low cost que ofrecen vuelos desde ciudades tan importantes como Madrid o Barcelona por unos 40 euros, ida y vuelta. El alojamiento en Oviedo también puede ser muy económico si somos previsores y elegimos bien. Una noche en un hotel de tres estrellas sale por unos 40 o 45 euros aproximadamente, claro que el hostal es aún más barato. Los precios de habitación de hostal se encuentran entre los 20 y los 30 euros, como por ejemplo el Hostal Romero, en pleno corazón de Oviedo.