A pocos kilómetros de la fabulosa ciudad de Granada, se encuentra el Parque Natural de Sierra de Huétor, un conjunto de sierras cubiertas de frondosos bosques y con muchos atractivos que ofrece abiertamente a todos sus visitantes. Si estás buscando una escapada económica y tranquila, relajarte unos días en un entorno apacible y natural en Andalucía, una ruta por la Sierra de Huétor es una gran opción.

El Parque Natural Sierra de Huétor podría definirse como un tapiz de intensos colores y variados relieves, ya que nos encontraremos desde profundos barrancos y espléndidas cumbres, hasta arroyos y pozas de limpias aguas. La zona posee numerosos manantiales, como la denominada Fuente Grande, y las orillas de los ríos Fardes y Darro son perfectas para pesca, ya que la trucha es muy abundante en estas aguas. La riqueza biológica del parque natural es digna de ser apreciada, por su abundancia y variedad. El pinar predomina en las sierras, el tipo más extendido es el pinar de Víznar. Pero también hay pequeños bosques de roble diseminados por todo el territorio. En cuanto a la fauna que habita la zona, destacan las rapaces y grandes mamíferos como el jabalí y la cabra montesa. Las aves más destacadas que sobrevuelan el parque son el águila real, el búho real y el cárabo. Tanto en el parque como en los pueblos que en él se enclavan hay una gran variedad de atracciones culturales y monumentos interesantes para visitar. En el Cerro de Maúllo, los amantes de la historia podrán visitar antiguas trincheras de la Guerra Civil. Si optas por relajarte de verdad, no hay nada mejor que un baño árabe como el que se halla en Cogollos de Vegas. Otras visitas interesantes son las del pueblo de Víznar, que conserva el palacio neoclásico y Monumento Nacional de El Cuzco; y Diezma, conocido como el Mirador de Sierra Nevada.

Llegar hasta el Parque Natural Sierra de Huétor es muy sencillo, tomando la A-92, hasta el Puerto de la Mora y, desde allí, la carretera hacia Huétor Santillán. En cuanto al alojamiento, la opción más económica es el camping, aunque también hay casas rurales con mucho encanto en la zona. El área de acampada de Florencia es una de las opciones más económicas, así como el área recreativa Alfaguara, entre otras.