Mesas_de_Ibor_abrevadero

En la zona de Villuercas-Ibores, magnífico destino para una escapada en Cáceres, se encuentra uno de los espacios naturales de mayor riqueza y mejor conservados de Europa, con una extensión de unos dos mil quinientos kilómetros cuadrados donde los pueblos y sus tradiciones siguen inmóviles en el tiempo. El Parque Natural de las Villuercas-Ibores cuenta con una fauna y una vegetación excepcionales. Predominan los bosques de roble y castaño, pero también hay amplios alcornocales y encinares. De su riqueza faunística destaca la presencia de numerosas aves en peligro de extinción como el buitre leonado o la cigüeña negra, por lo que la zona fue declarada como zona ZEPA. Otro de sus atractivos es la geología que caracteriza al lugar, ya que cuenta con varias cuevas visitables que tienen la categoría de Monumento Natural. Es el caso de las Cuevas del Castañar en Ibor y los desfiladeros del Río Ruecas.

Pero también hay tiempo para el ocio y el entretenimiento en las villas de la zona, insertadas perfectamente en este envidiable entorno paisajístico. Berzocana es una de las localidades más visitadas puesto que cuenta con varios castros celtas y una necrópolis romana, pero una visita a Cañamero es también una buena opción puesto que cuenta con varias cuevas con pinturas rupestres de la Edad de Bronce. Otra encantadora villa es Guadalupe, destacando su  iglesia que alberga un total de 12 pinturas del siempre magnífico Zurbarán.

El Parque Natural de las Villuercas-Ibores es sin lugar a dudas una de las mejores opciones para escaparnos un fin de semana y a un precio muy económico. El alojamiento es muy barato y variado, y podemos elegir entre casa rurales, hostales o alquiler de apartamentos entre las ofertas más económicas.