Buscar hoteles

Destino
Fecha de entrada
Fecha de salida

Monasterio_de_Piedra_Los_Vadillos

El Monasterio de Piedra de Zaragoza es el Parque Natural de gestión privada más conocido y visitado de Europa. Se encuentra en un bello paraje ubicado en el Sistema Ibérico, en el término municipal de Nuévalos, donde la naturaleza y el agua conviven, formando ambientes y rincones magníficos con multitud de cascadas, cuevas y pasos de agua. El causante de esta maravilla natural es el río Piedra. La geología calcárea del lugar hace que las aguas tengan una gran concentración de carbonato cálcico. Por ello, todo lo que toca el río se convierte en piedra. De aquí el nombre del Río Piedra. El agua, por la configuración geológica del lugar, hace que se precipite al vacío, formando grandes cascadas que oxigenan el agua. También se forman manantiales de agua subterránea, fuentes y lagos.

cascada monasterio

Se recomienda a los viajeros que visiten los siguientes lugares dentro del Parque:
La Cola de Caballo, El Lago del Espejo, La Cascada Caprichosa, Los chorreaderos, La Gruta Iris, La Cascada Trinidad, El Lago de Los Patos, El Baño de Diana, La Cascada Iris y El Vergel.

ocio y diversion

Dentro de este Parque se encuentra el Centro de Interpretación de la Fauna Piscícola y también se ofrecen exposiciones y exhibiciones de aves rapaces diurnas y nocturnas que habitan el Parque Natural.

EL MONASTERIO
Se construyó este monasterio entre los años 1195 y 1218. Alfonso II de Aragón cedió una fortaleza de defensa de los musulmanes y todas las tierras que lo rodeaban a la Orden del Císter. La construcción se debió a doce monjes y un abad, procedentes de la Abadía de Poblet, en Tarragona.

monasterio de piedra

Para la construcción del monasterio utilizaron la piedra que tomaron de la muralla y del castillo de los árabes. Alfonso II llamó a gentes convertidas al cristanismo de Cataluña, Navarra y Valencia, para repoblar esta zona.

El monasterio se construyó en los años de transición del románico al gótico. La distribución del monasterio es similar a la de otros monasterios cistercienses: al norte la iglesia y su galería de claustros, la panda del mandatum; al oeste las bodegas y cilleros, la panda del trabajo; al sur la cocina, el refectorio y el calefactorio, con la panda del servicio y al este la sala capitular, la panda del capítulo. Con esta distribución se aprovechaba al máximo la luz solar. Los monjes vivieron en este monasterio casi setecientos años, durante los cuales tuvieron que abandonarlo en tres ocasiones, debido a las guerras. Desde 1835 no hay monjes en el monasterio, pues con la desamortización de Mendizábal se expropiaron todas las tierras a las órdenes contemplativas y se vendieron en subasta pública. En 1840 fue comprado por don Pablo Muntadas Campeny, y desde entonces pasa a ser propiedad privada. Es famoso este monasterio, pues en su cocina monacal, en el año 1534, se elaboró por primera vez en Europa el chocolate. Por ello, existe una exposición de la historia del chocolate que está ubicada en el mismo monasterio. También existe dentro de las antiguas bodegas y cilleros de los monjes el Museo del Vino. En el antiguo comedor o refectorio de los monjes se encuentra una réplica de una joya aragonesa gótico-mudéjar del siglo XIV, que es el Tríptico Relicario del Monasterio de Piedra.En el Complejo se puede encontrar una tienda de souvenirs, aparcamientos y zona de juego para niños. Para comer, se puede disfrutar de un excelente restaurante-cafetería Piedra Vieja y, para escapadas de fin de semana, está el Hotel-restaurante Reyes de Aragón, situado en la parte que constituía el antiguo dormitorio monacal.

Reserva tu hotel cerca del Monasterio de Piedra de Zaragoza y vive en primera persona la magia y el encanto de este sensacional rincón de Aragón

Relacionado  Escapadas Santurtzi | Fin de semana y vacaciones en el Cantábrico