Un destino para una de las escapadas con encanto más fundamentales y reconocidas por el turismo rural es la ruta de los molinos de viento de Castilla La Mancha.

ruta-molinos-de-viento-escapada-barata-rural-fin-de-semana-con-encanto.jpeg

La relación del agua con el trabajo diario de los manchegos nos deja mucho que admirar, como los antiquísimos molinos de agua, muy curiosos para visitarlos en nuestra escapada por Castilla la Mancha. Pero las severas sequías que azotaron la zona en el s.XVI nos dejaron un patrimonio cultural y arquitectónico muy famoso e interesante, los molinos de viento, importados por los últimos cruzados volvieron de Tierra Santa con este nuevo método para moler el grano basado en la fuerza del viento.
Los Molinos de Viento de Castilla la Mancha tienen cuerpo cilíndrico con techo cónico (paja, madera o zinc), en forma de caperuza. A través de éste pasa el eje que sostiene las aspas del molino, que será el que transmita la energía del viento para moler el grano. Por regla general, la maquinaria se construía con piedra, madera de álamo negro, álamo blanco, roble, encina y pino; dándole actualmente un aspecto rústico muy atractivo para las personas que visitan los molinos de viento. En su interior encontramos normalmente tres plantas (silo, camareta y moledero) a las que se accede a través de escaleras de caracol, y en la parte superior, tres ventanillos que se encargan de captar los diferentes vientos para aprovechar el que sople con más fuerza.

interior-de-un-molino-de-viento-escapada-baata-rural-fin-de-semana-con-encanto.jpg

La ruta de los molinos de viento comprende varios pueblos de Castilla-La Mancha que han unido sus fuerzas para conservar en el mejor estado posible los molinos que desde la aparición de la electricidad quedaron obsoletos.

Relacionado  París: lo que no te puedes perder

Los pueblos y lugares más importantes de la ruta de los molinos de viento son:

Mota del Cuervo

Campo de Criptana

Alcázar de San Juan

Madridejos

Consuegra