badajoz

La provincia extremeña de Badajoz posee un gran patrimonio natural y cultural, pueblos, ciudades, paisajes y monumentos de gran interés que harán las delicias de todos sus visitantes. Además, en verano, son mucho los eventos que se realizan en la provincia, atractivos al alcance de todos.

Para una escapada en verano, Extremadura posee rincones incomparables, una gran comunidad autónoma con tradiciones, ciudades y parques naturales de ensueño. En la provincia de Badajoz, ya sea en la ciudad de Badajoz, Mérida, o en otras ciudades y pueblos podremos disfrutar al máximo de nuestras vacaciones veraniegas y de escapadas de fin de semana inolvidables. Una de las atracciones más conocidas, también internacionalmente, es el Teatro Romano de Mérida, con su famoso festival de teatro, destacando también el Certamen Nacional de Teatro de Aceuchal, que se celebra en el mes de julio. Cerca de Mérida se encuentra además el Parque Natural de Cornalvo, que posee una gran riqueza faunística y florística. La comarca de Olivenza presenta también grandes atractivos, en plena frontera con Portugal, esta localidad posee muy buenos ejemplos de arquitectura defensiva, y una gastronomía muy suculenta, destacando sobre el resto de platos la deliciosa quesadilla de Olivenza. La zona de Zafra también posee monumentos impresionantes como el Castillo de Feria, y fiestas antiquísimas como la Fiesta de la Luna al fuego, que se da lugar en la propia ciudad de Zafra. En Tierra de Barros hay varias ciudades de gran importancia como Almendralejo o Villafranca de los Barros, y parajes de singular belleza como la Sierra Grande de Hornachos. Ya en Mérida, y sus terrenos, merece la pena ser visitada la villa de Alange, y sus bien conservadas termas romanas. Además, aquí se halla el Embalse de Alange, uno de los más grandes de la provincia y perfecto para la práctica de deportes acuáticos como el piragüismo o el windsurf. Otros lugares turísticos de la provincia de Badajoz son la Mina de la Jayona, el Teatro Romano de Regina, cercano a Llerena, y la Costa Dulce de Orellana, la primera playa dulce de la Península Ibérica en recibir el distintivo de calidad de Bandera Azul. Y por último, no nos podemos volver sin haber pasado al menos un día en la ciudad de Badajoz, y disfrutar de su casco histórico donde se encuentran monumentos como la Alcazaba Árabe, la Catedral, y la Plaza Alta.

Relacionado  Escapadas última hora a Europa

Moverse en automóvil por la provincia de Badajoz es muy sencillo gracias  al buen estado de su red de carreteras y a que se ve atravesada por la conocida Vía de la Plata. En cuanto al alojamiento, es muy variado y económico, siendo la casa rural la gran estrella ya que los paisajes del Extremadura son impresionantes y merece mucho la pena dormir en alguna de estas acogedoras casitas.