puerto-de-castro-urdiales

Cantabria es uno de los mejores destinos del norte peninsular para el turismo de sol y playa, por su variedad, ya que hay playas nudistas, semiurbanas y vírgenes, y por los servicios que ofrece. Un lugar mágico donde podremos disfrutar también de una gran riqueza cultural, natural y gastronómica.

Son muchas las zonas de Cantabria donde encontrar paradisiacas playas, siendo una de las más populares el litoral de Piélagos, cuyas playas de Valdearenas y Canallave reciben a miles de bañistas cada año. La Primera, la Playa de Valdearenas, de casi tres kilómetros de longitud, se halla anclada en un paisaje muy singular ya que está rodeada de altas dunas y en una zona desemboca un río con frondosa vegetación de ribera. La segunda, la Playa de Canallave, es mucho más pequeña, de unos doscientos metros de largo, pero se encuentra en el Parque Natural de Liencres , de gran espectacularidad, una playa de arena fina y dorada y cristalinas aguas. Otra playa muy famosa de la cornisa cantábrica es la Playa de El Sable, en Suances, perfecta para la práctica del surf, y la Playa de Luaña, en Ruiloba, con menos de medio kilómetro de longitud, se presenta como una de las mejores opciones para un día de sol y playa familiar, perfecta para el disfrute de los más pequeños. En Ribamontán, se halla la Playa de Langre, conocida sobre todo por su paisaje acantilado. Otras playas muy interesantes de Cantabria son la Playa Arenal de Sonabia, en Castro-Urdiales, donde se halla la impresionante montaña de Candina, y la Playa de San Julián, rodeada de montañas y muy tranquila, en el municipio de Liendo.

Relacionado  Nerja | Málaga | Vacaciones inolvidables en la Axarquía

El tipo de alojamiento predominante de la zona es la casa rural, una de las alternativas más económicas si viajamos con un grupo numeroso de personas. Pero en la zona también podremos acceder a una amplia oferta de hoteles, albergues, campings y hostales juveniles, alojamientos para todos los gustos y bolsillos.