Port-olympic

¿Vas a ir este verano a Barcelona? ¿Quieres ideas para pasarlo bien? El port Olímpic es uno de los barrios más modernos y emblemáticos a la vez, al ofrecer toda clase de atractivos, principalmente por sus playas.

El barrio se jactó con la llegada de los JJ.OO. de Barcelona 92 donde la ciudad se abrió al mar. Hasta entonces las playas habían quedado de espaldas a la ciudad y no se podía disfrutar de ellas. Para ello, se reestructuró esta zona, creando toda clase de lugares donde el ocio estaba garantizado. Hoy en día, es una de las zonas más frecuentadas por los turistas, porque podemos gozar de bellas vistas al Mediterráneo y de restaurantes con solera en la misma playa.

El barrio está protagonizado por las dos torres, dos de las más altas: la torre Mapfre y el Hotel Arts. Ambos forman un conjunto armonioso de edificios desde los cuales entraremos directamente al mar para el disfrute de nuestros sentidos.

El paseo es un ir y venir de personas en todas las estaciones del año, pero es en verano cuando la mayor parte de turistas se concentra para toma algo en las terrazas, bañarse en la playa o ir de marcha por la noche.

Abarca playas de gran extensión. Una de ellas lleva el mismo nombre, la playa del Port Olímpic, con servicios de primera y alta calidad en agua y mar. Desde aquí podemos practicar también diferentes deportes náuticos, ir en barco, vela, excursiones por el mar, windsurf… con espacio acondicionado para ello, a través de monitores especiales.

Relacionado  Barcelona en Navidad

Pero la zona es mucho más porque encontramos restaurantes de varias especialidades. Desde los marineros y temáticos a los de otras culturas, como la japonesa. En este caso, se trata de lounge-bar que a media tarde se transforman en bares donde tomar algo relajadamente, y posteriormente, por la noche en discotecas, zonas con chill-out y mucho más siempre con el mar de fondo. Es una de las mejores maneras de vivir el ocio más diverso en Barcelona, un auténtico lujo para los sentidos.