La Comarca de Ribagorza, en la provincia aragonesa de Huesca, nos ofrece la posibilidad de conocer algunos de los parajes más bellos del Pirineo Central, un lugar donde podremos respirar aire puro disfrutando de la fauna, la flora y de nuestros deportes de aventura favoritos.

El valor de la Comarca de Ribagorza reside en el hecho de albergar los picos más altos de los Pirineos y algunos de los glaciares más importantes de Europa, así como contar con la existencia de pueblos que han sabido salvaguardar su cultura popular  a lo largo de siglos, haciendo que el tiempo se detenga y todo siga igual. Además, en nuestra ruta por la comarca nos toparemos con parajes tan importantes como los Glaciares Pirenaicos, declarados Monumento Natural, o el Parque Natural Posets-Maladeta. Además, los amantes de los deportes de invierno podrán disfrutar del esquí o del snowboard en la estación de esquí de Cerler, de gran popularidad, una de las más importantes y turísticas de los Pirineos. Otros parajes de gran importancia en esta comarca de Aragón son el Río de Isábena, la bella cascada de Aiguallut, el imponente pico Aneto, los Llanos del Hospital de Benasque, el congosto de Escales, ideal para practicar barranquismo, el verde Valle de Barrabés y la montaña de El Turbón, entre muchos otros parajes de incalculable valor y belleza. En cuanto a los núcleos urbanos, debemos destacar las poblaciones de Graus,Viñal, a más de mil metros de altitud en el Valle de Barrabés, la localidad de Tolva, en la Sierra de Monsect, y la aldea de Senz, en el Valle de la Aigüeta de Viú.

Otras localidades que no nos podemos perder en la Comarca de Ribagorza son, Sahún, en la Sierra de La Cambra, Pueyo, en el Valle de Lierp con el pico del Turbón como telón de fondo, el pueblo de Santa Liestra, donde destacan sus casas de arquitectura popular de los Pirineos, Piedrafrita, Neril, Navarri, Molinos de Betesa, cercano al barranco de Aulet, el pueblo de Llagunas y Aneto, este último situado en el Valle de Noguera Ribagorzana.