Irlanda es ideal para visitarla en cualquier fecha pero especialmente en Navidad transmite algo de mágia.
En estas fiestas Dublín te ofrece muchas y variadas posibilidades para disfrutar de unos días inolvidables, actividades para todos los gustos, mercados y fiestas navideñas, paisajes, leyendas, mitos e historia y una cultura milenaria digna de ser conocida y disfrutada.
En Irlanda los mercadillos navideños forman parte importante de las celebraciones de esta época.


12 Days of Christmas
En Dublín, situado en los Docklands, este Mercadillo de Navidad, está abierto desde el día 12 hasta el 23 de diciembre.
Este es un mercadillo al estilo tradicional como en otras ciudades europeas, Berlin,  Viena o Praga, en él puedes comprar decoración navideña, alimentos, regalos artesanales y pasear en un ambiente festivo donde encontrarás atracciones de feria, donde puedes probar el Mulled Wine que es un delicioso vino tinto caliente al que se le añaden especias y canela, tambien se cantan villancicos y hay lugares para comer y entretenerse.
St. Stephen,
El día 26 de Diciembre, es una de las festividades más tradicionales, se festeja en toda Irlanda  sobre todo en Dingle y en el condado de Kerry, también en Dublín.
En este día de San Stephens, el Patrón de los Caballos, se celebran dos importantes eventos relacionados con la hípica:
El Leopardstown Christmas Racing Festival y The Limerick Racing, desde el día 26 hasta el 29 de Diciembre.
El Funderland
Desde el día de San Stephens hasta el 14 de Enero, con actividades para toda la família.
Tradiciones:
El día de Nochevieja, 31 de Diciembre se limpia bién la casa para atraer la buena suerte en el año que llega.  Se compran provisiones y leña para la noche del 31 para que el nuevo año sea abundante.
Otra tradicion navideña en irlanda es la colocación de una vela en la entrada o en una ventana de la casa como homenaje a la Sagrada Familia y sólo podrá ser apagada por una niña o mujer llamada María. La vela es encendida por el más pequeño de la casa el día de Nochebuena.
A las 12 de la noche se reunen para escuchar las campanas del nuevo año frente a la Christ Church Cathedral en el centro de Dublín, hay un gran desfile con muchas bandas recorriendo los mas hermosos lugares  de la ciudad.
Otra costumbre para los más atrevidos es la de darse un baño en Sandycove, a las afueras de la ciudad, una costumbre fría pero inolvidable.
Lo más típico en la cena de Nochebuena es tomar como postre plum pudding y en la comida de Navidad degustar pato, ganso o faisán relleno junto con los típicos Mince Pies.
En Dublín cada calle, escaparate y restaurante o bar  están completamente decorados de Navidad, con villancicos por todas partes, convirtiendola en una de las capitales más navideñas de Europa.
Dublín en Navidad
Visitas:
Pasear por Grafton Street y parar en cada escaparate.
Andar por la calle O’Connell y alrededores.
Ir a la oficina de correos para ver el Belén.
Visitar el Banco de Irlanda con su chimenea gigante y su decoración navideña. Ver la ciudad desde el Bar de la fábrica de Guinness y tomarse como es natural un Guinness stew.