El municipio de Blanes, situado en la provincia catalana de Girona (o Gerona, en Castellano), es uno de los destinos más atractivos para una escapada económica a la Costa Brava, junto a la familia o amigos, por su incomparable entorno natural, su gran legado artístico e histórico y  la amplia oferta en ocio que la caracterizan.

Blanes se halla en la Comarca de La Selva, bañada por el Mar Mediterráneo y uno de los pueblos más turísticos de la paradisíaca Costa Brava. Además de sus playas y calas, en Blanes disfrutaremos de visitas a importantes monumentos, de una gastronomía muy variada y de paisajes sobrecogedores. El emplazamiento de la localidad es muy privilegiado ya que, por un lado, se encuentran los extensos arenales y por el otro una zona montañosa ideal para practicar numerosas actividades y deportes de aventura, como la escalada o montar en bicicleta. La villa de Blanes nos ofrece monumentos y rincones de gran valor histórico y artístico. Algunos de los monumentos más representativos del lugar son la Iglesia de La Antigua, la Iglesia de Santa María, de exquisito estilo gótico, y el imponente Castillo de San Joan. Aquí también encontraremos hermosos espacios verdes y jardines. Los más importantes son el Jardín Botánico de Pinya de Rosa y el Jardín Botánico de Marimurtra. Estos espacios poseen una gran colección de plantas de todo el mundo, una riqueza florística que podemos conocer montados en el llamado carrilet, un pequeño tren que recorre ambos jardines. En cuanto a los monumentos naturales y parajes de su entorno, el más importante es el islote de Sa Palomera. Esta isla rocosa es considerada como el punto de inicio de la Costa Brava y posee un mirador desde el cual podremos disfrutar de unas vistas impresionantes de la zona.

Además de Blanes, en la Comarca de La Selva también podremos visitar otros pueblos encantadores y muy turísticos. Algunas de las localidades más significativas de la comarca catalana son Breda, Anglés, Santa Coloma de Farnés y Tosa de Mar, entre otros. Sin lugar a dudas, un destino asequible con mucho que ofrecer a sus visitantes.