tenerife-diciembre

La isla canaria de Tenerife posee además de un gran catálogo de playas y calas una serie de charcos y piscinas repartidas por todo su territorio de gran belleza y singularidad. Lugares originales donde poder disfrutar del sol y relajarnos de la estresante vida cotidiana.

Para una escapada de fin de semana en Tenerife, por el litoral norte son dos las charcas más populares, El Calentón y el Charco de la Laja. La primera se encuentra cerca de la localidad de Garachico, en la que podremos disfrutar también de su rico patrimonio cultural. El Calentón es una piscina natural de origen volcánico y en un entorno envidiable , se encuentra además cerca de un paseo marítimo muy animado, una de las zonas de marcha más populares del norte insular. Por otra parte el Charco de la Laja destaca por su paisaje, configurado por altos acantilados y formaciones volcánicas como las denominadas coladas. En el municipio de San Juan de la Rambla se encuentra esta magnífica piscina, de aguas claras y limpias. Otras piscinas destacadas se encuentran en cercanas a Punta del Hidalgo, como es el caso de La Laguna. Situada a corta distancia de la localidad de Punta del Hidalgo, en esta piscina natural podremos disfrutar, además de un agradable baño, de una de las panorámicas del Atlántico incomparables. Por último, una de las charcas más recomendables se encuentra al sur de Tenerife, Ten-Bel, que se halla muy cerca de la población de La Galletas, concretamente, en la urbanización que recibe el mismo nombre que la piscina.

Gracias al auge de las compañías aéreas de bajo coste como Ryanair, Easyjet o Vueling, hoy en día volar hasta las Islas Canarias es muy asequible. El secreto para conseguir billetes de avión económicos es realizando la reserva con suficiente tiempo de antelación. En cuanto al desplazamiento a las distintas localidades donde se encuentran estas grandes piscinas naturales, podemos alquilar un coche, una opción muy aconsejable si viajamos en grupo, o utilizar el autobús, más conocido aquí como la guagua. Por último, para unas vacaciones en Tenerife, la capital y el resto de poblaciones de la isla poseen una amplia gama de alojamientos donde elegir, para todos los gustos y bolsillos.