logrono

La Rioja es, sin duda, una de las comunidades autónomas con más historia y está regada por los vinos que protagonizan la región.

Logroño, su capital, está repleta de monumentos y edificios que forman parte de su historia y que vale la pena visitar. Para llegar a ella lo podemos hacer con diferentes comunicaciones y transportes. Cuenta con carreteras nacionales bien comunicadas.

Por otra parte, destaca el Aeropuerto de Logroño-Agoncillo que ofrece seis vuelos semanales a Madrid. Es muy cómodo llegar en tren, ya que cuenta con estación de ferrocarril y la llegada del tren de alta velocidad. Se ofrecen servicios regionales hacia diversas ciudades como Zaragoza, y Valladolid, con paradas intermedias en diferentes poblaciones.

Además, tenemos autobuses interurbanos para llega a la polblación y urbanos para desplazarse por ella cómodamente. Aunque una de las mejores formas de recorrer la ciudad es a pie para llegar a todos los lugares, especialmente transitar por el centro.

Recomendamos visitar el casco antiguo que tiene una fuerte importancia. Aquí están algunas de las casas más antiguas englobadas en las calle Ruavieja, Barriocepo, san Nicolás y la zona de la iglesia de San Bartolomé. Zonas que se reconstruyeron al tirar las murallas que rodeaban las ciudad pero que todavía conserva muchos edificios y estructuras de diferentes épocas.

¿Nos vamos de museos? Ofrece museos diversos y atractivos. Como el de la propia ciudad, y el museo de La Rioja, en la casa palacio en la que vivió el General Espartero; el museo de arte contemporáneo Würth, la sala de exposiciones La Merced, en el antiguo palacio del ayudante de campo del General Espartero, el propio ayuntamiento de Logroño que tiene sus salas de exposiciones o la Muralla del Revellín, una importante sala de exposiciones que explica cómo se reestructuró la ciudad.

Relacionado  Fin de Semana en Sobrarbe | Pirineo Oscense

Las plazas y jardines son numerosos. Nos ofrecen espacios para poder descansar y conocer más sobre la arquitectura de Logroño. Uno de ellos es el Paseo del Príncipe de Vergara en la que encontramos la oficina de Información y Turismo, y varias estatuas.