puerto-vinaroz

Vinaroz capital del Bajo Maestrazgo, Benicarló y Peñíscola, unidos por su situación y por su historia, son un destino  perfecto para tus salidas viajeras de fin de semana, disfrutando de un rico patrimonio, de las huertas, montaña y de unos hermosos paseos  junto al mar.
Vinaroz
Este municipio de la Comunidad Valenciana, se encuentra en la costa, al norte de la provincia de Castellón, es la capital del Bajo Maestrazgo.
Su término municipal limita con Benicarló. En la Edad Media ambos municípios dependían del castillo de Peñiscola, más tarde Vinaroz se independizó y creció hasta convertirse en la principal ciudad del norte de la Comunidad Valenciana.
En el siglo XVI llegó a ser un puerto de los más importantes del Mediterráneo. Desde este puerto partieron muchos de los  15.000 moriscos expulsados del Reino en 1609.
Monumentos:
Ermita de San Sebastián y de la Virgen de la Misericordia
Data de los siglos XV – XVIII, está situada en una pequeña colina, el Puig, con hermosas vistas.
La Ermita de San Gregorio, del siglo XVIII.
La Iglesia de la Virgen de la Asunción, del Siglo XVI, templo gótico-renacentista con una hermosa portada barroca.
Restos del Poblado ibérico, de los siglos VII y I a C.
El Ayuntamiento, siglo XVII.
Plaza de Toros
Es la plaza de toros, junto a la de Santoña, que está más cerca del mar y es la más grande de su categoría.
Lugares interesantes:
El Puerto, inaugurado en 1875, con distintas ampliaciones hasta ahora.
Playa del Fortín
Es una extensa playa de arena dorada que va desde el muelle hasta la desembocadura del río Cérvol, es ideal para  practicar  cualquier deporte náutico.
Otros lugares para visitar: Playa de Els Cossis, Saldonar, Amerador, Barbiguera, El Triador, Salinas, Cala Puntal  y  Playa Sur.
Benicarló
Limita con el mar Mediterráneo por el Este y con Vinaroz al norte, Cálig al oeste y Peñíscola al sur.
Monumentos:
Capilla del Cristo del Mar,  junto al Puerto, es popularmente conocida como la Ermita del Cristo del Mar, objeto de profunda  devoción.
Iglesia de San Bartolomé, del siglo XVIII, con portada barroca, campanario octogonal y rico interior.
Convento de San Francisco, del 1578, la Iglesia conserva la estructura original del siglo XVI aunque fue reformada en el  siglo XVIII.
Benicarló está bañado por un mar muy azul, tiene un excelente clima y es una ciudad moderna que ha conservado su sabor marinero y sus tradiciones.
Te ofrece infraestructuras modernas, actividades deportivas, cultura, gastronomía, excelentes productos del mar y de la  huerta, camping, villas, apartamentos y hoteles de gran calidad y el Parador Nacional Costa de Azahar.