Benicàssim es una de las grandes ciudades turísticas de la Comunidad Valenciana. Situada en la provincia de Castellón, la ciudad de Benicàssim es internacionalmente conocida por su famoso festival de música, pero la ciudad posee muchos más encantos que harán de nuestra excursión una experiencia irrepetible.

La ciudad de Benicasim (o Benicàssim) se halla en un emplazamiento natural de gran belleza, rodeada por el Mar Mediterráneo por un lado y por el otro por sierras de gran valor paisajístico. Además de sus parajes, Benicàssim nos ofrece un legado monumental impresionante, monumentos y edificios de gran belleza y de gran valor artístico e histórico. Algunos de los lugares más emblemáticos de esta ciudad costera son la Torre de San Vicente, de estilo renacentista (s. XVI), la Iglesia de Santo Tomás, del Neoclásico, el Convento de los Padres Carmelitas, donde se puede visitar un interesante museo de Arte e Historia; el Convento Viejo y las ruinas del Castillo de Montornés. Los amantes del turismo termal y de los balnearios no se pueden perder una visita a las famosas Termas Marinas, uno de los mejores complejos termales de la Comunidad Valenciana. Benicàssim es también un destino muy atractivo para los aficionados al senderismo y amantes de los espacios naturales. Cerca de la ciudad se encuentran las Islas Columbretes, un archipiélago volcánico formado por catorce islotes y que hoy son un parque natural protegido. Otro de los rincones más visitados del privilegiado entorno natural de la ciudad mediterránea es el conocido como Desierto de Las Palmas, situado entre las sierras de Benicàssim. En este paraje de huertos de origen árabe y donde destaca el Monte Bartolo, podremos obtener las mejores vistas de Benicàssim, un mirador natural con una panorámica que nos dejará con la boca abierta. Por otro lado, uno de los atractivos principales de Benicàssim son sus arenales, playas y calas paradisíacas para todos los gustos.

Algunas de las playas más famosas son la Playa de Voramar, la Playa de Almadraba y la Playa de la Torre de San Vicente, entre muchas otras. Por último, no nos podemos olvidar del famoso festival de música independiente y cultura alternativa de Benicàssim, el FIB. Con más de quince años de existencia, el FIB se ha consolidado, no solo como uno de los festivales de música más importantes del país, sino como uno de los más importantes de Europa.