Visite el santuario de las luciérnagas en Tlaxcala

Durante los meses de Junio, Julio y Agosto prepárese para disfrutar de un espectáculo único en el mundo pues en los bosques de coníferas de la zona de Tlaxcala podrá ser espectador de como millones de luciérnagas iluminan el ambiente y crean un efecto mágico digno de un cuento de hadas.

Qué hacer en Tlaxcala

Tlaxcala se encuentra ubicada a 40 minutos por la Carretera Federal partiendo desde Puebla y a dos horas del Distrito Federal.  Además de visitar el santuario de las luciérnagas, puede aprovechar para recorrer el hermoso pueblo de Tlaxco que se encuentra ubicado a 2500 metros sobre el nivel del mar y donde predominan bosques y arroyos de singular belleza e inclusive podrá visitar cuevas donde tendrá la oportunidad de visualizar pinturas rupestres de miles de años de antigüedad.

En cuanto a la parte gastronómica en Tlaxcala podrá disfrutar de innumerables platos típicos como la barbacoa de borrego, los mixiotes y el aguamiel. En cuanto al alojamiento la zona de Tlaxcala cuenta con una amplia variedad de opciones que van desde cabañas y establecimientos rurales hasta hoteles de categoría.

Te puede interesar  Escapada a los Cabos

Tlaxcala es ideal para todos aquellos que amen los deportes al aire libre y el turismo aventura pues sus valles, montañas y sierras permiten practicar diversas actividades como la escalada, el senderismo y también la pesca en lagos y arroyos.

Imagen: http://www.miambiente.com.mx/wp-content/luciernagas2.jpg
Haz tu comentario en relación con Visite el santuario de las luciérnagas en Tlaxcala y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Visite el santuario de las luciérnagas en Tlaxcala o con Escapadas fin de semana. Ofertas en viajes baratos hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Visite el santuario de las luciérnagas en Tlaxcala? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: