autocaravana
Cuando decidimos disfrutar de nuestras vacaciones a nuestro aire y recorrer un itinerario trazado en una autocaravana debemos tener en cuenta una serie de detalles importantes que nos evitarán contratiempos indeseados en los puntos donde decidamos parar y descansar un tiempo.

Uno de los problemas más frecuentes que surge es cuando no se conoce la diferencia que existe entre estacionar y acampar. Incluso las autoridades del lugar a veces llegan a confundir estos términos por no conocer bien la legislación nacional sobre autocaravanas o furgonetas habitadas, lo que da lugar a que deseen aplicarnos una ley que no corresponde en nuestro caso concreto.

Sobre todo, tengamos en cuenta que entre estacionar y acampar hay una notable diferencia que debemos hacer ver caso de que tengamos un problema con la policía municipal del lugar. Veamos los principales detalles que las diferencia.

Estacionar:

-Cuando solo estemos estacionados, únicamente podrán aplicarnos las normativas nacionales sobre tráfico. Es decir, nuestra autocaravana es solamente un vehículo más que se encuentra en esos momentos estacionado. Esto quiere decir que, al tratarse de un espacio privado, podremos cocinar y dormir dentro de ella sin que nos puedan multar por eso.

-Si insisten en que debemos ir a un camping, habrá que recordarles que una autocaravana es tan legal como cualquier otro vehículo, teniendo derecho por tanto a circular y a estacionar en las mismas condiciones que cualquier otro. Si siguen las objeciones es conveniente recordarles el texto de la Instrucción 08/V-74 que dice lo siguiente:
“…esta Dirección General de Tráfico considera que mientras un vehículo cualquiera está correctamente estacionado, sin sobrepasar las marcas viales de delimitación de la zona de estacionamiento, ni la limitación temporal del mismo, si la hubiere, no es relevante el hecho de que sus ocupantes se encuentren en el interior del mismo y la autocaravana no es una excepción, bastando con que la actividad que pueda desarrollarse en su interior no trascienda al exterior mediante el despliegue de elementos que desborden el perímetro del vehículo tales como tenderetes, toldos, dispositivos de nivelación, soportes de estabilización, etc.”

Relacionado  Escapadas última hora a Europa

-Si se está correctamente estacionado nadie podrá decirnos que vayamos a un camping. Solo recordar que no debemos sacar fuera mesas ni sillas, poner patas estabilizadoras, realizar vertidos líquidos, poner toldos que sobresalgan del perímetro del vehículo, elevar el techo, emitir ruidos molestos, etc.

Solo recordar que en cuanto hagamos algo prohibido para el estacionamiento, el vehículo podrá ser considerado en acampada, lo que hará que estén en el derecho de aplicarnos la normativa autonómica correspondiente para ese tipo de casos.