En el corazón de los Pirineos, allí donde las fronteras de España y Francia se separan, reposa flamante la hermosa Andorra. Y en su interior, Andorra la Vieja sigue fascinando a cada uno de los que se animan a visitar esta preciosa capital europea.

En una escapada de fin de semana en Andorra la Vieja, Andorra la Vella en catalán, debemos conocer las diferentes zonas de la ciudad para saber dónde ir en cada momento. Existen tres zonas donde se distribuye su gente, Andorra la Vieja (centro histórico), Santa Coloma y La Margineda, antigua aldea con un ambiente mágico propio del interior de los Pirineos. Por sus tierras discurre el río Valira y sus afluentes, y según la época en la que visitemos Andorra podremos maravillarnos con paisajes nevados y por valles por los que brota el agua como si toda Andorra la Vieja fuera un manantial. Zonas de esparcimiento, grandes áreas de compras, impresionantes concesionarios de las marcas más punteras, el sensacional balneario de Caldea.. todo tipo de posibilidades para un viaje a tu gusto. Entre las visitas más importantes que debemos hacer en la ciudad podemos destacar la Casa de la Vall, pequeña fortaleza del s.XVI donde se sitúa el parlamento de Andorra, el Castillo de Sant Vicenç d’Enclar y la iglesia del mismo, complejo medieval fortificado sobre cimientos romanos a más de 1.100 metros de altitud, la Iglesia de San Esteban originaria del s.XI y con reconstrucciones modernistas, la Iglesia de Santa Coloma, y también sin duda, el Puente de la Margineda, el mayor de todos los puentes medievales de Andorra.

Relacionado  Turismo de invierno. Pirineo aragonés

Estos son sólo algunos de los atractivos de los que podremos disfrutar en Andorra, por lo que te invitamos a que te informes más a fondo en nuestro blog y que empieces ya a planificar tu escapada de fin de semana a Andorra la Vieja.