España se ha convertido desde hace décadas en uno de los destinos favoritos de miles de ornitólogos de todo el mundo. La riqueza faunística del País y la buena conservación de sus aves han convertido la Península Ibérica en un auténtico punto de peregrinación para los amantes de la ornitología.

España cuenta con más de quinientas especies distintas de aves que atraen cada año a los diversos parques naturales a ornitólogos de distintas partes del mundo practicar birdwatching, como se le ha dado en llamar a la observación de aves y disfrutar tanto de los animales imponentes o delicados, como de los paisajes con que España deleita al viajero. Uno de los destinos más destacados para los ornitólogos se encuentra en el norte de Extremadura, en el famoso Parque Nacional de Monfragüe, en la provincia de Cáceres. El Parque Nacional de Monfragüe es un auténtico tesoro medioambiental puesto que en él se halla la mayor colonia de buitre negro del mundo, una especie amenazada que ha encontrado en los variados hábitats del parque su mejor hogar. Otras aves de Monfragüe que resultan atractivas, tanto para los amantes de la ornitología como para los que no son expertos, son la cigüeña negra, el Búho real y el águila real, aves protegidas de gran valor. Más al norte peninsular, en los Pirineos, nos encontramos con Aiguabarreig del Segre y el Cinca, una zona húmeda donde las aves acuáticas son las grandes protagonistas. La importancia de esta zona reside en que llevan a cabo un papel fundamental en la reproducción primaveral de miles de aves. Por último, nos encontramos con la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, lugar de parada de cientos de miles de aves migratorias que recorren todos los años grandes distancias entre África y Europa.

La provincia con mayor riqueza ornitológica es sin lugar a dudas Guadalajara, provincia donde se hallan lugares tan atractivos y de alto valor medioambiental como la Sierra de Altomira, el Parque Natural del Alto Tajo y el Parque Natural Barranco del Río Dulce. La ornitología es una de las actividades más estimulantes e ilustrativas para desarrollar en nuestros ricos parajes, muy recomendable también para interesar a los niños por el mundo natural y salvaje. Una nueva forma para disfrutar del turismo rural y valorar la fauna de nuestro país, una de las más ricas, importantes y variadas de toda Europa.