La Costa de la Luz, que comprende el Golfo de Cádiz, es una de las zonas del litoral peninsular con mayor y mejor oferta del turismo de sol y playa. Desde Huelva hasta Tarifa, podemos elegir, según nuestros gustos, entre más de noventa playas y calas.

La mayoría de las playas de la Costa de la Luz poseen entornos incomparables, dunas, extensos pinares, acantilados y parajes tan bellos como Doñana o la Laguna de El Portil. Una de las playas más conocidas es Bolonia, en Tarifa, con casi cuatro mil metros de dorada arena y aguas cristalinas. La Barrosa, en Chiclana de la Frontera, es también otra buena opción para pasar un fin de semana junto a la familia o amigos en un entorno envidiable, y también es una buena opción para los amantes de los deportes acuáticos. Por otro lado, nos encontramos con la Playa La Ballena, en el maravilloso municipio de Rota, donde destaca el gran número y nivel de servicios que oferta la zona, mientras que en la Playa de El Palmar, también en la costa gaditana, destaca la buena conservación de sus paisajes cercanos y por ser uno de los mejores lugares para la práctica del surf y el wind-surf. Por último, ya en la provincia de Huelva, una de las playas más conocidas es Matalascañas, un clásico para los amantes del turismo de sol y playa en familia y donde disponemos de más de cuatro mil metros de playa donde caminar, tomar el sol, organizar un pic-nic, o darnos un buen baño. Todas estas playas no tienen pérdida, ya que disponemos de medios muy útiles para planificar nuestras rutas como es el caso de Google Maps, siendo la ciudad de Cádiz uno de los mejores puntos de partida.

En cuanto al alojamiento, dado que todas ellas reciben miles y miles de bañistas cada año, poseen una amplia oferta de alojamientos de todo tipo e infraestructuras. El alquiler de un apartamento o dormir en un camping, son dos de las alternativas más económicas, claro que son también muchos los hoteles que ofrecen paquetes y ofertas muy baratas.